Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Especial tráfico: Volver

3000 personas muertas en la carretera en 2006. Las del 2007 siguen sumando.
Coincidiendo con la operación salida de Semana Santa, el equipo de Callejeros realiza una edición especial y dirige su mirada hacia las carreteras y los conductores españoles que se desplazan hacia otros destinos.
El especial de Callejeros Volver será testigo de las imprudencias que los conductores cometen continuamente al volante, poniendo en peligro no sólo sus propias vidas sino también las de los demás: conductores ebrios, excesos de velocidad, padres que llevan a sus niños sin las adecuadas medidas de seguridad o adelantamientos temerarios son algunas de las barbaridades automovilísticas que los espectadores verán en esta edición especial de Callejeros.
3000 personas muertas. Padres, madres, niños... familias enteras. Mutilados. Algunos de ellos fueron culpables de su propia muerte. Otros fueron víctimas de irresponsables, borrachos, drogados o imprudentes. Todos en el mismo escenario. En la carretera. Son cifras del año 2006. Las del 2007 siguen sumando.
A las cuatro de la tarde, en una carretera comarcal de Barcelona, un individuo estrella su vehículo contra un terraplén tras haberse bebido media botella de whisky. Un hombre, es acusado de cometer un delito por la Guardia Civil de Valencia tras superar cuatro veces el límite permitido en la tasa de alcoholemia. Aún así amenaza con disparar al agente que le sanciona.
Un desamor reciente es la excusa de un joven catalán por ir al volante con una enorme borrachera. El conductor de un potente deportivo, supera los 170 kilómetros por hora. Cuando los Mossos de Escuadra le dan el alto, dice conducir "a la velocidad aconsejable". En el asiento de atrás viaja un bebé recién nacido. Desde el aire, un radar en pruebas detecta a un "asesino en potencia" que viaja a 201 kilómetros por hora.
Las cámaras de 'Callejeros' son testigos del fallecimiento de un joven cuyo coche chocó de frente con otro de una gran cilindrada. Más de 300 personas mueren al año en nuestro país por conducir sin el cinturón de seguridad. Por eso tuvo suerte tuvo una joven en Bilbao que cayó con su coche por un precipicio y que salió viva de milagro. Se calcula que esta Semana Santa la vida de más de cien personas se quedará en la carretera. Quienes incumplen las normas son culpables y responsables de poner su vida y la de los demás en juego.