Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Especial Callejeros: Cinco euros y pico

Meterse un pico de cocaína mezclada con heroína cuesta 5 euros. 5 euros cuesta también un viaje en "kunda", el medio de transporte más común para llegar a los puntos de venta de droga si no tienes vehículo propio. Callejeros ha grabado esos coches que cruzan nuestras calles y autopistas, ocupados por nerviosos toxicómanos en busca de su dosis.
Se calcula que unas 3.000 personas entran cada día a comprar droga a 'Las Barranquillas'. Hombres y mujeres de todas las clases sociales y profesiones. Callejeros ha grabado dentro del poblado de chabolas donde se mueve el 70% de la droga que se consume en Madrid. Un infierno que tiene el terrible record de ser el mayor punto de venta de droga de toda Europa.
Allí los camellos conviven con drogodependientes que consiguen su dosis vendiendo jeringuillas, papel plata o sexo rápido para conseguir una micra. En 'Las Barranquillas' también viven toxicómanos que no se pueden desplazar. Como Jesús, a quien el equipo de Callejeros conoció en el Centro de Venopunción de la Comunidad de Madrid.
Ante nuestra cámara Jesús prepara su dosis, se la inyecta, y vemos, en tiempo real, los efectos físicos y psíquicos que se producen en los minutos posteriores al consumo de su mezcla de drogas. Estremecedor. Un viaje al infierno de la droga.