Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Callejeros: Dos Mundos

En España hay treinta mil personas que deambulan por la calle sin un techo donde cobijarse. Hacemos un recorrido por el país para conocerlos
En España hay treinta mil personas que deambulan por la calle sin un techo donde cobijarse.
Durante el día, mientras unos se dirigen al trabajo o a la compra otros piden dinero para poder subsistir.
En la madrileña Plaza Mayor una pareja toca el acordeón a todas horas. Es la única forma que tienen de ganar algo de dinero.
Dos camareras de un bar cercano comparten calle con ellos. Una está harta de la música y la otra asegura que podrían ser sus propios padres. "Yo siempre doy dinero a la gente que pide", asegura.
¿Nos hemos acostumbrado a ver a gente durmiendo en el suelo?.
La mayoría de las personas que se encuentran en la calle también han tenido un hogar y un trabajo.
Rufino lleva un año durmiendo entre cartones. La empresa en la que trabajaba tuvo que cerrar y el ha decidido vivir en la calle. Con su pensión podría alquilar una habitación, pero no quiere. Así se siente libre, asegura.
A María, una ruptura matrimonial le dejó en la indigencia. Lleva cinco años acudiendo a albergues a dormir, pero el día lo pasa "como un perro callejero", según ella. Su cara está llena de cicatrices de los golpes que ha recibido de su compañero sentimental. Y todo ocurre en las mismas calles donde unos se dirigen al trabajo y otros piden limosna. Hay dos mundos que están tan lejos y tan cerca.
"Dos mundos", es un reportaje de Sonia López