Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al mal tiempo, buena cara

Unos cánticos y unas palmas dan pie a una noche de barbacoas. “Éste es el plan de cada sábado”, dice Francisco, mientras Antonio Jesús advierte que “a partir de las cinco de la mañana, ya no queda ni una botella aquí”.