Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Callejeros' pilla in fraganti a los 'Carteristas'

"Entre 800 y mil carteristas operan a diario en Madrid, por el distrito centro y el Metro de la capital", según un estudio realizado por una empresa de seguridad. "Los carteristas prefieren los lugares más concurridos de las grandes ciudades y los turistas son sus víctimas preferidas", es otra de sus conclusiones más destacadas.

A las nueve de la mañana, de un día cualquiera, somos testigos de cómo cientos de turistas se aglomeran en la entrada a la Sagrada Familia de Barcelona. Aquí, tanto la Policía como los vendedores ambulantes denuncian la actuación de varios grupos organizados "están formados, sobre todo, por mujeres jóvenes que piden firmas y donativos con fines benéficos". Después de varios minutos de espera detectamos la llegada de dos chicas que con carpetas en sus manos se acercan a la cola de los turistas pidiendo su colaboración. Una vez que la víctima accede a darles un donativo las carteristas descubren donde guarda el dinero y mientras la distraen consiguen introducir la mano en el bolso y sacar el dinero. Rápidamente se marchan y ocultan el dinero entre su ropa. Intentamos hablar con ellas pero lo niega en rotundo. La víctima descubre que le han desparecido 70 euros.
Los carteristas también prefieren trabajar al amparo de la noche y aprovechándose del estado de embriaguez de sus víctimas. Lo hemos visto en un paseo marítimo de Palma de Mallorca. De madrugada un grupo organizado aborda a todos los hombres que caminan por la zona, se acercan y palpan, sin disimulo, la ropa para comprobar donde llevan la cartera para proceder a la rápida sustracción. Las imágenes captan cómo el ladrón se la pasa a otro cómplice que saca el dinero de la cartera y la tira al suelo.
La Plaza de Santa Ana, en el centro de Madrid, es otro de los escenarios preferidos por los carteristas. Pero aquí son los camareros los que, gracias a su rápida intervención impiden que estos jóvenes, casi niños, consigan sustraer las carteras o los móviles de los turistas que se toman algo en las terrazas abiertas de este enclave del centro de la ciudad.
La Comisaria del Cuerpo Nacional de Policía, en el distrito centro de Madrid es la que más denuncias por hurto recibe de toda Europa y ocupa el segundo lugar de todo el mundo después de el Bronx. El año pasado, la cifra alcanzó las 26.000 denuncias, el 60 por ciento del total de las registradas en la capital.
MDSPGL20130619_0008