Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cliente estrella es el que va a clubes de alterne por las comisiones

La cola de taxis da prácticamente la vuelta al paseo marítimo de Barcelona. Una larga espera en busca de una carrera fructífera. “El cliente estrella es el que va a clubes de alterne por las comisiones que pagan los prostíbulos” asegura Gustavo, convencido de que “en una carrera te pueden arreglar la noche”.