Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercedes guarda la comida para sus nietas

El comedor social San Simón de Rojas en Móstoles reparte más de 300 bocadillos al día.

Mercedes desayuna cada día en este comedor. Allí le dan café, galletas y un bocadillo. “Yo solo me como la mitad, el otro trocito lo guardo para mis nietas”, comenta mientras guarda el resto en una bolsa. También recorre las fruterías recogiendo las sobras de la fruta.