Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Empresas que adoptan a las familias en paro

Esther y Susana viven en Valencia. Ellas y sus parejas están en paro y no tienen ingresos antes ingresaban entre los dos unos 6000 euros. Las dos tienen hijos y sobreviven gracias a la “Gran Asociación de Beneficencia”: una institución sin ánimo de lucro que apadrina a familias con necesidades.  “Me sigo emocionando al saber lo que se puede hacer con el dinero con el que otras personas pueden prescindir”, dice el presidente de la Asociación, José Luis Aguirre.