Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vehículo a la fuga

Un control de alcoholemia y un vehículo se da a la fuga en cuanto le dan el alto. Pocos metros después, la Policía le da el alto y se lo lleva directamente detenido por estar en estado de embriaguez. En la comisaria se niega a someterse al control de alcohol. “Hay que hacerle la prueba porque lleva una….”, confiesa el policía que se había acercado a identificarle. El conductor no puede hablar, se trastabilla al andar y hace mal  la prueba de detección de alcohol, algo tipificado como delito en el código penal.