Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las peligrosas situaciones de los agentes que velan por la seguridad

'Callejeros' especial Cuerpo Nacional de Policíacuatro.com

Las cámaras recogen complejas situaciones protagonizadas por la Policía

Una llamada alerta de un hombre con un brazo amputado

Operación antidroga contra la mafia china en España

Los Alazanes, los primeros en llegar al lugar del suceso


Asaltos a clanes de narcotraficantes, reyertas entre bandas latinas, ‘vuelos calientes’, violencia de género y operaciones contra la mafia china son algunos de los arriesgados casos a los se enfrentan cada día los más de 75.000 agentes policiales que recorren las calles para garantizar la seguridad de los ciudadanos. Realizada por Jalis de la Serna recoge las peligrosas situaciones a las que se enfrentan a diario los efectivos policiales así como el trabajo de distintos grupos de operaciones especiales de la Policía Nacional.
Testigos de una de las operaciones antidroga más importantes realizada en España.
El equipo del programa consigue introducirse en un gran operativo especial formado por 50 agentes para desarticular un clan de presuntos narcotraficantes en la Cañada Real de Madrid. Las cámaras de ‘Callejeros’ graban en exclusiva toda la operación, catalogada como una de las intervenciones antidroga más importantes que se han llevado a cabo en España.
La Cañada Real se ha convertido en uno de los mayores puntos de distribución de droga en nuestro país, una zona muy peligrosa en la que una división especial de la Policía, el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT), se prepara para registrar las viviendas.
Una vez asegurada la zona y realizadas las primeras detenciones se inician los minuciosos registros en busca de drogas, armas o pruebas que puedan incriminar a los presuntos narcotraficantes. ‘¡Mira aquí, debajo del colchón!’, grita un agente. ‘Hay muchos billetes de 500 y 200 euros, hay que sumarlo todo’. En total encuentran unos 20.000 euros en metálico. En otra vivienda y en un cajón frente a la ventana a través de la que sospechan que se vendía la droga, localizan una bolsa que contiene medio kilo de cocaína y dinero en efectivo, así como una ametralladora y un fusil con mira telescópica para defenderse de los clanes rivales.
 La operación es todo un éxito. En total se incautan de 90.000 euros en metálico, más de medio kilo de cocaína y seis armas, además de proceder a la detención de 18 individuos, todos ellos miembros del mismo clan familiar.
Los Centauros, agentes nocturnos que combaten la delincuencia con rapidez y contundencia
El siguiente cuerpo de élite cuyo trabajo recoge el equipo del programa es la Sección Especial de Reacción y Apoyo (SERA), más conocida como Centauros. Robos con fuerza, alunizajes con vehículos y peleas en zonas de ocio nocturno ocupan las noches de esta unidad especial. 
‘Callejeros’ les acompaña al barrio madrileño de Vallecas donde se acaba de producir un tiroteo en una violenta reyerta entre bandas latinas. ‘Son diez o doce dominicanos. Huyen por la Avenida de San Diego’, se oye por la emisora policial, mientras los agentes se dirigen a toda velocidad al lugar del suceso. Los Centauros tejen una red que acordona a los fugitivos y su detención se produce pocos minutos después. ‘Los tenemos. Tenemos las pistolas y los cuchillos. Esta gente venía preparada para una guerra’.
A pocos metros de los detenidos, los médicos del Samur intentan reanimar a un joven que ha recibido dos disparos. Mientras, los policías empiezan a rastrear la zona en busca de casquillos de bala, pruebas o armas que hayan podido esconder los delincuentes en su huida.
Una llamada a la emisora de la Policía alerta de un hombre con un brazo amputado
El equipo de élite de la Policía Nacional recibe una llamada inquietante, digna del guión de una película de terror: un hombre ha aparecido en una plaza de Madrid con un brazo amputado. Uno de sus acompañantes, completamente desorientado, trata de explicar a los agentes en qué parte de la ciudad puede encontrarse la extremidad.
El equipo de Centauros y facultativos del Samur se desplazan a toda velocidad hasta el túnel donde creen que se puede encontrar el miembro amputado. Al parecer el joven, que participaba en una carrera ilegal de coches, sacó el brazo por la ventanilla y un guardarraíl le seccionó el brazo.
Operación antidroga contra la mafia china en España
El Grupo Operativo de Extranjeros se dedica a todos los delitos relacionados con la inmigración ilegal y el tráfico de drogas y de armas de residentes extranjeros en España. “Vamos a intentar detener a una mafia de ciudadanos chinos”, explica el inspector jefe.
Se trata de una amplia organización, muy difícil de desarticular, que distribuye droga por todo Madrid. Lo que más llama la atención de los agentes es el ice blue, una droga que consumen exclusivamente los ciudadanos chinos y que traen de Holanda para su venta a un precio que ronda los 150 euros el gramo.
Los agentes entran al asalto en varias viviendas de la localidad madrileña de Parla y en sus registros encuentran grandes cantidades de ice blue y ketamina preparadas para su comercialización. Después acuden a un lujoso local de karaoke donde se distribuye la droga y en su almacén encuentran grandes cantidades de droga preparada para consumir, bolsas para su distribución y dinero en metálico. La operación se salda con una treintena de detenidos de origen chino.
Los Alazanes, los primeros en llegar al lugar del suceso
El equipo del programa también acompaña al grupo de los Alazanes, la división motorizada de la Policía Nacional de Madrid. Esta unidad de prevención-reacción compuesta por 120 agentes aporta un mayor rendimiento y eficacia policial a las operaciones, dada su rapidez y capacidad de respuesta en grandes ciudades. Su objetivo es llegar los primeros a los escenarios del delito.
‘Callejeros’ se sube a una de sus motos y acude a la llamada angustiada de una mujer víctima de violencia de género. Su expareja ha entrado en la casa familiar por la ventana y la ha agredido. Al llegar, los efectivos policiales encuentran la casa destrozada y a la mujer muy nerviosa: “Acaba de escapar por la ventana”, asegura la víctima.
El Grupo Operativo de Estupefacientes, el equipo que intercepta más droga de toda Europa
Un vuelo comercial que regresa de Santo Domingo pone en alerta a los agentes del Grupo Operativo de Estupefacientes del aeropuerto de Madrid-Barajas, donde cada día miles de pasajeros intentar introducir droga en España. Les llaman “boleros” y son los correos de la droga que traen la sustancia estupefaciente en su estómago, en forma de bolas o escondida entre su equipaje. “Estamos esperando un ‘vuelo caliente’. Todos los que vengan de Sudamérica pueden traer pasajeros con droga”, señala un agente del cuerpo especial que intercepta más droga en toda Europa.
Uno de sus miembros se acerca a un pasajero dominicano que lleva varios años viviendo en España. Su nerviosismo le delata y los agentes deciden practicarle una radiografía del estómago para ver si se trata de un ‘bolero’: “Va repleto de droga”, señala el agente. Ha ingerido casi dos kilos de cocaína y queda detenido por un delito de tráfico de drogas. “Hay que trasladarle al hospital para que expulse todo, si se le revienta alguna bola podría morir en cuestión de minutos”, explica.
En el siguiente vuelo, localizan un pasajero que lleva un abrigo sospechoso bajo el brazo. A simple vista parece que hay droga oculta en un doble fondo. Los agentes inspeccionan la cazadora y confirman que lleva varias bolsas de cocaína. “Es la primera vez que hago esto. Me dieron el abrigo en República Dominicana y tenía que traerlo aquí a cambio de 7.000 euros”, apunta el detenido, que se enfrenta a una condena de hasta seis años de prisión por tráfico de estupefacientes.