Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reina del Raval

Conoce a la reina del Ravalcuatro.com

"Me gustaría hacer un espectáculo erótico con dos hombres"

"Uso la talla XXL hay hombres a los que les gustan las mujeres como yo"

Medidas XXL y corona hasta en el DNI. Ella es Ramona Coronado García más conocida como Mónica del Raval. Probablemente la prostituta más famosa de Barcelona. Sus dos grandes pasiones: los hombres y la comida. Lleva treinta años haciendo la calle y a sus 48 ha batido todos los récords. Manchega, lleva 21 años sin pisar el pueblo que la vio nacer. De la madrileña calle Ballesta donde comenzó con 18 años a las puertas del teatro Liceo de Barcelona. Y de las Ramblas a su actual reino, el barrio del Raval. Conoció a su marido hace una década cuando ella le hacía un servicio. Jose ha pasado de cliente a marido protector. En la misma casa vive con su marido, su hermano Jaime y su perro. A dos metros de su casa vive Carmen de Mairena ¿amigas o enemigas? Con solo seis clientes de confianza Mónica se plantea saltar al mundo del porno.
Nació hace 48 años en el municipio manchego de Villamanrique. Comenzó haciendo la calle a los 18 años en la zona de Ballesta, junto a la Gran Vía, en Madrid. Se llama Ramona, pero también es conocida como Mónica del Raval o La Reina del Raval. Una prostituta que vive y ejerció la profesión en este barrio céntrico de Barcelona durante unos 30 años.
Hace diez años conoció al que hoy es su marido “Juan era mi cliente y ahora es mi protector”. Esta singular pareja vive con Jaime, hermano de  Mónica, y su perrito Yonny “que disfruta comiéndose las cucarachas que invaden la casa”.
Sus dos gran des pasiones son los hombres y la comida, “reconozco que uso la talla de mis medias es XXL, ya que soy ancha de caderas, además aún hay hombres a los que les gustan las mujeres como yo”. 
Mónica y su marido deciden visitar una noche el mítico local Bagdad de Barcelona. En la puerta les recibe su propietaria, Juani, “estaría bien que actuasen aquí juntas Mónica y Carmen de Mairena, dos auténticas instituciones de la Barcelona”. Mónica se ha puesto una falda muy corta y confiesa “me gustaría hacer un espectáculo erótico con dos hombres”. 
El matrimonio está celebrando su aniversario y para festejarlo han decidido pasar el día en el Parque de atracciones del Tibidabo, “es un deseo que tenía desde hace años ya que tengo mucha imaginación y fantasía”. Callejeros ha querido tener un detalle con el matrimonio y le ha regalado un billete de tren a Madrid y después volver a su pueblo de donde salió hace 21 años cuando se llamaba Ramona Coronado.  
El viaje hasta Villamanrique está lleno de emociones y recuerdos. “Nada más llegar me he encontrado con mi tío Lázaro, aunque he sentido el rechazo de algunos familiares que no han querido saludarme”. Pero el momento más esperado es cuando Mónica ha querido visitar la tumba de sus padres en el cementerio del pueblo.
Después y cuando Mónica ya se dispone a despedirse de su pueblo recuerda “en esta era perdí la virginidad cuando tenía 16 años, con mi amigo Jacinto que estaba muy bueno”.
La Reina del Raval”, es un reportaje de Pedro Mardones.