Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Callejeros se aprieta el cinturón como el resto de españoles

Callejeros se aprieta el cinturóncuatro.com

“Hay que apretarse el cinturón”, es la frase más repetida en los últimos años en nuestro país. La crisis ha elevado la cifra de parados a más de cuatro millones ochocientas mil personas. El viernes 28 de octubre, a las 23.45 h., Callejeros se entrevista y conoce la situación de personas que viven al límite todos los meses debido a la crisis económica.

“Hay que apretarse el cinturón”, es la frase más repetida en los últimos años en nuestro país. La crisis ha elevado la cifra de parados a más de cuatro millones ochocientas mil personas.
Un dato que dibuja un mapa dramático: Tres de cada diez hogares españoles tienen graves problemas económicos para llegar a fin de mes. Un trabajador afirma, no sin sentido del humor, “estamos más apretados que los tornillos de un submarino”.
En Ferrol encontramos a cinco compañeros que han decidido utilizar el mismo automóvil para desplazarse todos los días desde casa al trabajo. Cada semana pone uno su coche para recorrer los cien kilómetros de distancia y “así nos  ahorramos  los 250 euros al mes y 3.000 al año que supondría ir solos en el coche”. 
También en Galicia, una familia numerosa de doce miembros se aprieta el cinturón con muchísima imaginación. “Ingresamos 3.000 euros al mes y después de detallar todos los gastos no queda nada, lo comido por lo servido, para que todos nos entendamos”.  
Un vecino de Parla, Madrid, de 75 años, ha sido desahuciado de su vivienda. No tiene pensión  pero sabe apañárselas para sobrevivir con la ayuda de la familia. “En el mercadillo encuentro todo lo que necesito, aunque la fruta y la verdura esté un poco pasada”.
Muchos son los clientes de los mercadillos que con tan solo 15 euros de presupuesto son capaces de hacer la compra del día “aunque sea dando muchas vueltas. Además, al final del día está todo mucho más barato”, afirma una de las personas con las que habló Callejeros.     
Pero la crisis no discrimina a nadie y según las últimas estadísticas, en España hay 24.000 ricos menos que hace cuatro años. Un ejemplo lo hemos encontrado en Barcelona. Aquí una familia que vive en una casa valorada en casi dos millones de euros ha  tenido que ponerla a la venta y reducir a la mitad el servicio que tenía contratado hasta ahora. “Los ricos también lloran”, nos dicen, “ya que nuestros ingresos se han reducido hasta un 70 por ciento”.   

El 36 por ciento de los hogares españoles no puede hacer frente a gastos imprevistos

Este es el caso de una familia de Málaga. El matrimonio está en paro y tienen tres hijos pequeños. Uno de los gastos más importantes es el de los pañales, que asciende a unos 9.000 euros al año. “Al pequeño se los quité unos cinco meses antes de lo normal y así nos hemos podido ahorrar hasta 2.500 euros. El niño incluso aguanta hasta doce horas con el pañal puesto”.  
“Apretarse el cinturón”, es un reportaje de Álvaro Martín.