Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Especial Callejeros Viajeros: Viajeros de lujo

Hotel de lujocuatro.com
"Desde la cama puedes estar viendo el mar Caribe. ¡Todo un lujo!". Así de idílica es la descripción de nuestro anfitrión en la Riviera Maya, donde recorremos un pequeño hotel de tan solo cuatro habitaciones
En Santo Domingo, la opción del lujo es una Villa por la que se ha llegado a pagar 2.500 euros por una noche.
El lujo más clásico lo encontramos en la Embajada de España ante la Santa Sede. Francisco Vázquez nos enseña todos los rincones de este gran palacio ubicado en la Plaza de España de Roma.
En Bangkok disfrutamos del que está considerado el hotel más emblemático del mundo. Tiene la categoría de cinco estrellas y sus masajes son conocidos a nivel internacional: "un paraíso solo reservado para los más ricos".
A pesar del frío de Moscú, con dinero español, se ha abierto allí un centro comercial de lujo para los gustos más sofisticados. En Bombay, uno de los hombres más ricos de la ciudad nos enseña el piso que se está construyendo con un presupuesto que supera los 20 millones de euros.
Cuando visitamos Estambul nos propusieron ir de compras por las tiendas más lujosas y navegar por el río Bósforo en un barco "propiedad de un príncipe árabe". Philippe Starck ha diseñado el interior de un Club y restaurante de Pekín que se ha convertido en un auténtico símbolo del lujo más caro de todo el país.
Pepita Rodríguez es una gran actriz brasileña y amante del lujo. Nos enseña su casa, una mansión de auténtica estrella en la ciudad de Río de Janeiro. En el otro extremo del mundo, en San Petersburgo, conocemos a un auténtico gentleman, un hombre de negocios internacional que aprovecha sus viajes por el mundo para aumentar el número de trajes y corbatas que tiene interminable guardarropa.