Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Callejeros Viajeros: Rio de Janeiro

Quince millones de personas viven en el Estado de Río de Janeiro. Bañado por el Océano Atlántico tiene un privilegiado clima tropical del que disfrutan tanto brasileños como turistas
Es en Río donde encontramos las playas más famosas del país, como Copacabana o Ipanema. "Las playas de Río son los lugares más democráticos de la ciudad". La mayoría de los cariocas coincide en esta definición y asegura que reflejan esta sociedad, ligada a la diversión, al deporte, a las relaciones sociales y al culto al cuerpo.
Copacabana es la más popular de Brasil. Con forma de media luna, es frecuentada por la clase media de la ciudad. Los pescadores llevan más de 200 años ocupando el fondo de la playa con un objetivo muy claro: "evitar que los bikinis invadan su territorio".
A Ipanema acceden personas con mayor poder adquisitivo, pero la división se hace igual que en el resto....por "puestos", es decir, zonas determinadas por los puestos de vigilancia y en las que se concentran determinados grupos sociales. Gustavo y Andrea nos descubren en la arena de esta playa al vendedor de mate con limón, un personaje que se ha convertido en patrimonio cultural de Río.
El culto al cuerpo es la verdadera filosofía de los cariocas. Rocío nos enseña el truco de estos hombres y mujeres para disfrutar de unos cuerpos de escándalo: comida sana, muchos zumos naturales y practicar ejercicio todo el día en las playas de la ciudad. Aquí el deporte rey sigue siendo el fútbol. Y sobre el agua el surf. Grandes olas y fuertes corrientes hacen de estas playas auténticos paraísos para los surferos. En Río lo practican seis millones de aficionados. Luis y Felipe nos descubren todos sus secretos.
Más de 200 islas hacen de Angras Dos Reis un paraíso natural, a 150 km de Río de Janeiro. Un lugar idílico donde se asientan las principales fortunas y las casas más exclusivas del país y que descubrimos de la mano de Glaucio. En su opinión, lo mejor de Río es "la proximidad de la montaña y el mar".