Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Especial Callejeros Viajeros: Casas del mundo

El marido del cocinero personal de la periodista Oprah Winfrey es quien nos ha recibido en su casa de Chicago. Es toda una celebridad y ha puesto de moda organizar comidas muy selectas y también muy caras en la cocina de su maravilloso hogar donde se han dado cita las principales celebridades del país.
"Aunque vive en Madrid, a Cristiano Ronaldo le gusta disfrutar de sus vacaciones en el Algarve". Nos lo cuenta una de sus vecinas en la urbanización de lujo donde suele pasar un mes al año en compañía de su familia. "Alquila dos casas contiguas y así puede disfrutar de las comidas que le hace su madre".

Para gustos más refinados y amantes del clasicismo hemos encontrado la casa del Barón Enrico Benci. Un auténtico castillo del año 1.300, con una extensión de casi mil metros cuadrados, levantado en pleno paisaje de la Toscana, cerca de Florencia. En el siglo XVIII se construyó uno de los núcleos de casas mejor conservado de Noruega."Estas viviendas han sido catalogadas como Monumento Histórico y su precio sin ser lo más importante es verdaderamente desorbitado". El propietario de otra casa palacio en Nápoles, construida en 1.810, coincide en que una casa de estas características no tiene precio, dice "su valor es nuestro corazón".
Los destinos más sofisticados también nos ofrecen casas muy singulares. En Indonesia, en la isla de Bali, se alquila una espectacular vivienda tradicional de cerca de dos mil metros cuadrados por 780 euros al día. Todo un lujo que tampoco tiene nada que envidiar a la casa de un afamado productor de cine en Seychelles y cuyo valor supera los dos millones de euros. Otra isla, Bermudas, nos ofrece otra mansión conocida como El Retiro, donde vive desde hace 50 años una ciudadana de origen español.
"Hay veces que pasan varias semanas sin que yo entre en alguna de las habitaciones de mi casa". Su propietario, es un empresario español que tiene cuatro restaurantes en Sao Paulo. La casa le costó diez millones de dólares, y cuenta con 1.300 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas y 700 metros de terraza desde donde se divisa toda la ciudad.
Mucho más bohemias son las casas donde vive Francine, una artista norteamericana, que vive aquí desde 20 años. "Se las conoce como la otra Venecia, por los canales, y las construyó en 1.900 un magnate del tabaco. Un auténtico oasis dentro de la ciudad de Los Ángeles".
También en Estados Unidos, pero en este caso en Nueva Orleans, recorremos las dependencias de una mansión, propiedad de un fotógrafo español que lleva viviendo allí más de 40 años, que quedó inundada durante seis meses tras el paso del Huracán Katrina, en 2005.