Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un sicario, a Cabo Vadillo: "La primera vez que maté fue algo sencillo, me nació"

Cabo Vadillo se ha entrevistado con dos sicarios criminales que pertenecen a combos, grupos de jóvenes que controlan los barrios. Después de pasar un control exhaustivo, se ha citado con los dos jóvenes, ellos van tapados completamente, no han querido mostrar su identidad pero sí han contestado a todas las preguntas del cabo sin tapujos y con pistola en mano.

Su primera parada ha sido para conocer a dos integrantes de un "combo", grupo de jóvenes que controla los barrios. A través de una entrevista, Cabo vadillo ha podido conocer el pensamiento de estos dos criminales que desde muy jóvenes se convirtieron en sicarios. Quieren preservar su identidad en todo momento por eso van tapados completamente. El interrogatorio es conciso y ellos contestan con sinceridad, le han asegurado que lo que más dinero da en un combo es el sicariato y la extorsión. "No estoy asustado pero tampoco tranquilo con dos jóvenes que tienen una pistola en la mano mientras me cuentan que su profesión es matar y extorsionar. Es como si un juego fuera para ellos", ha asegurado Pablo Vadillo.
"Muchos de los delitos son cometidos por las guerrillas, extorsionan, secuestran y asesinan en la ciudad pero se esconden en la selva".Para ello tendrá que enfrentarse al peligro de las minas antipersonas, el método de guerra que utilizan los delincuentes para frenar el avance de las operaciones militares.
En Colombia hay 125.000 personas extorsionadas por la delincuencia común o por la guerrilla. Las víctimas sueles ser comerciantes: se les pide dinero a cambio de su vida o de la de sus familiares e incluso se les secuestra. Tal es el pánico que se vive que la mayoría acaba pagando. El cabo Vadillo participará en un operativo junto a una Unidad especial de la policía, la Gaula, para defender a una mujer de la extorsión.