Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mejor deporte del mundo

Baan Thai House, Ayutthaya, Tailandia, natacióncuatro.com
La verdad es que del resto de deportes que he practicado se me pueden ocurrir contras, pero de la natación para mí son todo pros. Supongo que es porque acabo de salir del agua y la sensación lo compensa todo :)
Es una actividad que te aporta mucho más de lo que te desgasta, tus articulaciones se liberan del peso de tu propio cuerpo y sólo sufren la intensidad del entrenamiento al que las sometas.
Una de las cosas que más me gustan es que es un deporte muy polivalente, puedes hacer desde una sesión para estirar después de una carrera, por ejemplo, hasta un entrenamiento de alta intensidad, técnico, con aletas, palas…y te aseguro que será de los deportes más duros que hayas realizado.
Y lo mejor es que de ambos saldrás como nuevo; con la natación siento que todos mis huesos se recolocan, los músculos se estiran, los tendones se relajan y lo más importante, tu mente se desconecta del mundo durante el tiempo que estés metido en el agua.
Hace poco estuve con un buen amigo, muy deportista también, y me dijo: “Yo no podría nadar, no soy capaz de pasar tanto tiempo conmigo mismo”.
Y me encantó esa descripción, porque para mí es maravilloso estar conmigo una hora diaria bajo el agua. En silencio. Escuchando tus latidos, las burbujas, tu respiración. Sintiendo cómo te deslizas y cómo el agua te recorre mientras avanzas rápidamente. Tu cuerpo se siente liberado, tu mente se serena y tomas distancia con la realidad. Eso te ayuda a relativizar y sientes cómo los problemas o las inquietudes se hacen más pequeños a medida que das brazadas.
La natación es un deporte aeróbico con el que trabajas gran parte de la musculatura de tu cuerpo al mismo tiempo y de forma coordinada consiguiendo una figura esbelta, fuerte y resistente pero en ningún caso desarrollas una musculatura exagerada. Por supuesto, depende de la constitución de cada uno, por ejemplo a mí no me interesa hacer más pectoral del que hago de por sí nadando, por tanto no utilizo palas y los entrenamientos los suelo basar mucho en trabajo de piernas.
Es increíble también cómo mejora nuestro sistema cardiaco, en los últimos años he bajado de pulsaciones de forma asombrosa. Cuando el corazón está fuerte, cada latido es más potente y por tanto nuestro pulso en reposo disminuye y también se rebajan los niveles de tensión arterial.
Notarás también cómo tu capacidad pulmonar mejora día a día, es un ejercicio realmente recomendable para personas con problemas respiratorios o alergias. Y si eres runner verás cómo mejoras fondo y potencia gracias a unos pulmones que oxigenan las células de forma más eficaz.
Ahora es la mejor época para que os animéis a probar. Empieza el buen tiempo y con calor al cuerpo le apetece refrescarse y no es incómodo salir con el pelo mojado, etc.
Para iniciaros, aunque sepáis nadar, es fundamental ir a clases para aprender la técnica de los diferentes estilos, para obligaros a nadar de todas las formas posibles y para que os corrija alguien desde fuera del agua.
Si podéis, la mejor hora para nadar es por la mañana, los músculos están relajados pero con toda la energía del desayuno (veremos los diferentes desayunos que recomiendo dependiendo del deporte que vayamos a practicar).
En caso de no tener demasiado tiempo para hacer la digestión si nadáis por la mañana o si lo hacéis al salir del trabajo por la tarde, no olvidéis tomar un plátano antes,y si el entrenamiento es intenso otro al salir. Esto evitará calambres en los gemelos y dedos de los pies, y al salir os ayudará a recuperaros rápidamente.
Otro pequeño consejo para evitar calambres: bebe mucha agua, con la natación, aunque no lo notes, también sudas. ¡Debemos mantenernos hidratados!
En los últimos años, muchos amigos y compañeros de trabajo han empezado a nadar y cuando me cuentan lo bien que se sienten y sus mejoras a nivel físico me encanta. Muchos de ellos ya practicaban otros deportes y lo han añadido como complemento, y es increíble cómo te mantiene en forma para practicar cualquier otra cosa.
Ni que decir de los beneficios que tiene si estas embarazada. Debe ser una sensación única sentir la libertad del agua con otra persona dentro de ti.
Espero que os animéis, pronto os contarélos detalles sobre la equipación que más me gusta.
* La foto es en Baan Thai House, Ayutthaya, Tailandia