Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

#GUAPOSPORDENTROYPORFUERA

#GUAPOSPORDENTROYPORFUERA, Laura Madrueñocuatro.com
Supongo que os habréis fijado en que cada vez hay más gente corriendo por todas partes, desde primera hora cuando sales a trabajar, a mediodía por la Castellana o cuando cae el sol cientos de personas salen a la calle e invaden los parques de Madrid. Es increíble como en relativamente poco tiempo hacer deporte y cuidarse se han puesto tan de moda.
Y como todas las modas, tiene su parte positiva y es que mucha gente se está animando a practicar alguna actividad, y otra menos buena que lleva al cuerpo a extremos, da lugar a lesiones por malas prácticas o vuelve loco al organismo por cambios en la alimentación con drásticas dietas. Más aún ahora que llega el verano y el marketing de la operación bikini.
Cada día más compañeros y amigos me preguntan sobre mis entrenamientos, sobre qué zapatillas deben comprarse, qué deben desayunar antes de ir a nadar o qué deben hacer para evitar calambres. Por eso cuando me ofrecieron escribir un blog, aunque me dio mucho respeto decidí animarme a compartir todo lo que he ido aprendiendo con el paso del tiempo, ya que es un hecho que esta información actualmente interesa.
No soy nutricionista ni entrenadora personal, pero llevo toda la vida haciendo deporte y manteniendo una dieta saludable. He pasado por muuuuuchos gimnasios, me ha entrenado mucha gente y de cada uno me he ido quedando con lo mejor.
Y casi todo lo que sé, me lo ha enseñado mi cuerpo.
Siempre he utilizado el ejercicio como vía de escape, como liberación, como medio para descargar adrenalina. Pero en los últimos años, he empezado a escucharme más a través del deporte y a hacer caso a todo lo que el organismo nos transmite.
Y el yoga está siendo fundamental en ese proceso. Anteriormente lo había practicado y creía que no era suficiente para liberar energía… ahora, es cierto que es un complemento de mis entrenamientos, pero es una práctica tan mental, un momento de control sobre tu cuerpo tan sano, tan completo… que se está convirtiendo en una filosofía de vida.
Debemos cuidarnos durante todo el año para sentirnos a gusto en nuestro cuerpo y no maltratarlo dos meses al año o por modas pasajeras.
Así que desde hoy me gustaría compartir con vosotros mis hábitos y todo lo que voy aprendiendo gracias al deporte y una buena alimentación, gracias a una forma de vida con la que cada día me siento mejor.
Asumo este reto con mucha ilusión, espero conseguir motivaros y que mis consejos os sirvan de ayuda para estar guapos por dentro y por fuera
¡Gracias por estar ahí!