Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué distancia corremos?

Aún a riesgo de caer en algo manido o ser pesado, seguiré haciendo hincapié en la importancia que implica la decisión de correr más o menos distancia. Entendiendo que el running lleva implícito el ser fondista pero todavía añoro los 400 metros de las pistas de atletismo, sus calles, el tartán, y las zapatillas de clavos.
Zancada

Cada vez se presume mas de ser maratoniano, de correr distancias lejanas y por contra se infravaloran, por ejemplo, los 5.000 metros.
El aumento de la resistencia es importante y fundamental pero no lo hagamos a costa de bajar el ritmo medio por kilómetro.
Esbozo algunas de las ventajas de mi manifiesto “velocidad –versus-- distancia”.
  • Las articulaciones sufren menos, son menos impactos y el castigo nocivo del organismo es mucho menor.
  • Genera progreso, no por entrenar muchas  tiradas largas se generan mejores marcas.
  • Aunque parezca paradójico, a mayor velocidad generas menos impacto contra el suelo.
  • Proporcionalmente te expones a menores lesiones, siempre que calientes y recuperes bien.
  • Es otra obviedad pero con la vida que llevamos, dispondrás de mayor tiempo libre.
  • Menor exposición al frio y sobretodo al calor, evitando la deshidratación y el peligrosísimo golpe de calor que es de lo que más adolecen los runners en competición.
  • Zancada

    Sirva como ejemplo que con menos de treinta años me detectaron en la rodilla, que mi rótula tenía el desgaste equivalente al de una persona de 70 años. Las tiradas largas, la acumulación de competiciones de larga distancia, así como el sobreentreno, tienen sus consecuencias y pensad que este deporte engancha y es para toda la vida. En consecuencia, desarrollemos una estrategia a largo plazo y saludable.
    A correr!