Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

The last man

last man 3cuatro.com
 El sugerente titular de la Voz de Galicia del pasado 27 de Abril  nos puso sobre la pista del protagonista del post de esta semana: “Cuando el ultimo siempre llega el primero” contaba la historia de un profesor malagueño, Juan Salvador Zaragoza, que a pesar de una enfermedad respiratoria siempre acaba el último en todas las carreras en las que participaba,  incluso fuera del tiempo límite. En informativos Telecinco aquel día le localizamos y le pedimos que nos lo contara.
El minuto de la televisión nos supo a poco y decidimos que queríamos conocer un poco más a este corredor que aunque lleva dos años sin recibir quimioterapia todavía está en guardia para que la granulomatosis de Wegener y bonquiectasias en el pulmón que le detectaron en el 2004 no le de otro susto. Atrás quedaron las sesiones de quimioterapia, ahora el examen y los nervios llegan cada dos meses cuando Juan acude a la consulta para ver cómo están esos parámetros de la enfermedad que lejos de intimidarle le incitó a seguir corriendo con esa particular filosofía y humor que le han llevado a diseñarse su propia camiseta  con el título de “The last man” a la espalda.
correr, clasificación
En su agenda hay siete carreras fijas. Son sus “carreras vivas", así las define, porque ha corrido todas las ediciones desde que se celebran.  En Agosto ya le esperan en la Carrera del Melón que se corre en un pequeño pueblo de Jaén, en Higuera de Calatrava .Volverá  a llegar el último y volverá  a acumular anécdotas como cuando hace años le esperaron en la meta de la carrera con una caña de lomo que le tocó en el sorteo que hicieron antes de acabar  la carrera y mientras daba sus últimas vueltas. Juan nos cuenta que le pidieron permiso para el sorteo ya que la prueba era en una pista. 
A Juan Salvador le conocen allá donde va, le llaman por su nombre, los organizadores le muestran una  comprensión, sobre todo en Galicia, que echa de menos en pruebas de su tierra como la maratón de Málaga. Es su espinita clavada, no poder correr a gusto y estar pendiente de que el coche escoba le meta presión para acabar. Una vez llegó a hacerse una camiseta con “un viva la guardia civil” para que los agentes no le pidieran que abandonara.
Las anécdotas no acaban, estoy seguro que sería capaz de completar una media maratón contándote una historia cada kilómetro. Ni pudo con él la enfermedad ni el cronómetro le va a cambiar. Nos gustó su historia y nos quedamos con las ganas por eso hemos recuperado la entrevista que en su día le hizo nuestro compañero de Granada Manuel Torres . Con eso y la mano de Jorge , otro runner de la redacción, os mostramos un video donde podéis conocer cómo y quién es Juan Salvador Zaragoza, o mejor dicho “the last man”.
Agustín Hernández