Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JON SISTIAGA: Conocen a Banksy en Belen

Tantos años el amigo Banksy tratando de pasar desapercibido, manteniendo el anonimato, siendo el graffitero más conocido del mundo por la audacia de sus dibujos, porque aparecen de un día a otro en cualquier capital del mundo como oníricas pinceladas de cotidianeidad en cualquier asfalto o pared, y resulta que en Belén, en esa Cisjordania ocupada por Israel, resulta que todo el mundo le conoce. Que cualquiera se ha tomado un té con él, o ha charlado un rato, o le ha llevado las pinturas, o simplemente es como un hermano.
Niña
A los palestinos, tan dados a crear teorías conspirativas alrededor de su tragedia nacional, les encanta además fanfarronear. Todo el mundo tiene un pasado de activista en la lucha de liberación nacional o se ha codeado con los máximos líderes de su pueblo... O ha conocido al ignoto Banksy, autor de algunos de los más memorables graffitis que hay contra el muro israelí que ha materializado la separación con los palestinos, o como dirían hechos, su "bantustanización" en diferentes y desconectados cantones.
Paloma
Banksy ha sabido pintar dos maravillosas metáforas de la vida en una ciudad ocupada: Una niña que cachea a un soldado, con suavidad, con candidez, casi con ternura, y una paloma de la paz angustiada, con su chaleco antibalas, en la mirilla de un francotirador hebreo. Interpretar la realidad al revés, dibujar "oximores" visuales para darnos cuenta del sinsentido de muchas cosas y que éstas dejen de ser como son, ese es el oficio de Banksy, al que todos conocen aquí, en Belén…
Jon Sistiaga, desde Gaza
CONSULTA TODAS LAS CRÓNICAS DE JON SISTIAGA DESDE GAZA: