Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Callejeros nos habla de drogas y sexo sin tapujos

Los reportajes de investigación de Callejeros fueron uno de los platos fuertes de la noche del viernes 3 de octubre en Cuatro. "Sexo libre" trabajo realizado por los reporteros David Moreno y Carlos Bermejo, rompió el hielo acercándonos diferentes prácticas sexuales: camas redondas, sadomasoquismo, fetichismo, sesiones voyeur... y todos aquellos juegos sexuales que puedan pasar por tu mente.
"La primera vez que vine, tuve relaciones sexuales con ocho mujeres. Ahora de aquí no me mueve nadie". Este no es el comienzo de una novela fantástica. Son las palabras de un joven apuesto con el pelo de punta y un antifaz en la cara, que mira a través de un ventanuco cómo una mujer rubia se quita el albornoz para entregarse al sexo con un desconocido. Él, espera su turno. En España hay ciento de clubes liberales de intercambio de parejas. "Buscan fuera lo que no tienen en su casa", cuenta un psicólogo que toma una copa plácidamente en la barra de un club. Los propietarios de los clubes liberales que visitan los reporteros de Callejeros explican que "sus clientes son parejas que buscan nuevas emociones" y, también, "personal de alto standing, acostumbrado a mandar, y que ve en la sumisión una fuente de placer".
Es viernes. 6 de la mañana. Las discotecas han cerrado, pero las ganas de fiesta continúan. No hay que irse muy lejos para descubrir cual es la siguiente parada de los jóvenes. "Parking: parada y droga" es el trabajo de los reporteros Alejandra Andrade y Armando Rey. Juntos recorren recorren decenas de "parkings" y descampados donde la gente pasa las horas previas y posteriores a la fiesta en las discotecas, y donde miles de españoles se drogan sin pudor para aguantar la noche.
Los reporteros hablan con diferentes camellos, quienes definen al verdadero traficante ""Los buenos camellos son los que no toman nada, pero venden de todo: chocolate, keta, maría, pastillas, coca, speed, mdma,...". Muchos de ellos no llegan a la treintena y, sin embargo, se endosan cada noche un buen fajo de billetes. Los beneficios que sacan en cada venta son muy altos y eso se debe también a la gran demanda que existe.
¿Crees que la juventud es consciente de los efectos de las drogas? ¿Qué opinas de la imagen de la juventud que se ve en el reportaje? ¿Consideras que es un reflejo real de los que ocurre en los parkings de las discotecas? ¿Sabías que había lugares exclusivos para el sexo libre? ¿Qué te parece que quienes practican sexo libre se lo cuenten incluso a sus hijos? ¿Qué te parecería que un familiar te contara algo así?
¡Dinos lo que piensas!
Practica Cuatro