Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo comer sandía sin poner en riesgo la continuidad de La ruta del Dragón?

Pobre sandía. ¡Vaya responsabilidad! Lo cierto es que comer durante la carrera es un riesgo constante si tiens que conservar un vestuario no salpicado o manchado durante centenares de kilómetros. ¿Cómo remediarlo? Pues, vamos improvisando y, desde luego, no caben los remilgos. Si quieres comer una sandía como esta en los túneles de Vihn Moc, te pones lo que puedas y te olvidas. Aún recuerdo el sabor de la fruta que compartí con Emilio, Mary, Mark y Safi. ¡Qué rica!