Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un regalo para todos

Ya nos queda muy poquito para llegar a Bombay. Después del desierto, la semifinal. Frank fue un auténtico crack en estos últimos días en los que las fuerzas caen en picado. Y de paso, nos dejó sus fotos. Le recuerdo en el desierto con una tela roja sobre la cabeza. Ese día Mary y yo le bautizamos como Armani Prive.


Y ahora sus fantásticas fotos. Otra visión del desierto. Y esos ojazos de Mary que no olvidaremos jamás.