Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todos a una a las puertas de India


20 días de carrera. 6 parejas. 4792 kilómetros recorridos. Etapa 8: Gorkha-Bharatpur-Lumbini. 397 kilómetros.


Se van Juan Antonio y Xavi después de una aventura difícil en la que han puesto a prueba su relación. Ser uno de los aventureros de Pekín Express no es fácil. Sufrieron mucho pero espero que recuerden lo ocurrido como una experiencia impagable. Un abrazo a los dos y gracias por intentar llegar a Bombay.

Diario6p8

Los Juanes ganan su tercer amuleto consecutivo en una etapa marcada por la grata sorpresa que me ha dado el buen resultado de la convivencia entre Silvia y Alazne. Desde este blog, felicito a Los Juanes por su victoria y agradezco a todos los aventureros su buena disposición para vivir juntos la aventura. A Silvia y Alazne, más que darles las gracias, las aplaudo por su aprendizaje, por recapacitar y actuar en consecuencia. A todos, por pelear, luchar hasta el final y dejarse la piel y el pie, en el caso de Xavi, en esta aventura loca y extrema. La etapa 8 me ha encantado en cada uno de sus minutos, desde el esfuerzo de Juan Antonio y Xavi para soportar su duro hándicap ( cargar con diez litros de leches en cubos y no derramarlos); la ascensión al Anna Purna y el vuelo en helicóptero ( nunca lo olvidaré); el juego de inmunidad con el juego de polo a lomos de elefante ( divertidísimo); el intercambio de parejas ( nunca me he reído tanto como con Meritxell y Merino); el difícil reencuentro en el cruce de caminos de Buda Chok; y la llegada final a la meta al lado del árbol donde nació Buda. Creo sinceramente que la carrera nos deja muchas vivencias positivas, muchas. Muchas más que las que nos alteran y que no nos gustan. Hoy, he sentido con orgullo lo grande que es Pekín Express. La razón de la carrera al intentar encontrar la paz y el cambio de actitud, el reconocimiento del error y la mejora y, lo que es más importante, demostrarlo con actos, allí, donde cada uno debe encontrar su camino en Pekín Express. No me gusto nada lo ocurrido durante la discusión, ni a mí, ni a ningún miembro del programa pero a día de hoy y me consta, este episodio ocho, cambió las relaciones de todos los aventureros y sus contactos y maneras de respetar al otro. Expulsarlas sólo las hubiera reforzado en sus posturas, en su enemistad. Hoy han corrido juntas y se han dado ánimos y eso, me ha hecho muy feliz.
Y ahora vamos a recordar los mejores momentos del programa en mi opinión: Tengo que empezar por la convivencia de Meritxell y Merino. No me he reído tanto en varios meses. Grandes momentos de la televisión. Su decisión de hacerse pasar por madre e hijo; esa Meritxell con su pijama y Merino en calzoncillos; o esos comentarios tipo Venga, hijo, come que no has comido o Esto es surrealista( con nuestro poli casi en pelotas tumbado al lado). Lo dicho, muy fuerte.
Inolvidable también la jornada de Silvia y Alazne dejándose el suavizante del pelo ¿Te vas a lavar el pelo? Yo sí. Yo también; ayudándose a cargar las mochilas ¿Te ayudo con la mochila?; apoyándose en la carrera ¿Corremos un poco?, ¡venga!; y el resumen final de Alazne Nos hemos reído, hemos formado un buen tándem.
La pareja de Juan Jr y Antonio también ha sido muy buena pero si tengo que elegir un momento de Antonio es El Chiquito de la Calzada de Nepal.
Inolvidable la ascensión al campamento del Annapurna. El amanecer, la jornada de trekking durante muchas horas, la cena con los sherpas, los niños y las tabletas de chocolate, el vuelo en helicóptero…En resumen, una de esas experiencias que enmarcas en tu galería de recuerdos. Pekín Express me llevó hasta allí, hasta el techo del mundo ( el miércoles en La Ruta os espera os daré muchos más datos de aquel día/noche que disfrutamos en las alturas).

  • Fotos de Xing Ping por la tarde

Y, ¿qué me decís del juego de inmunidad? Prometo un post dedicado exclusivamente a mi experiencia montando en elefante. Hoy, lo más importante ha sido ese partido de polo con Merino y Alazne como protagonistas ¡¡¡Gol de Alazne a pase de Merino!!! ¡¡Buena Merino!! Con la ratita, buen juego.- contestaron ellos. Ganador Merino vitoreado al canto de ¡¡Guti, Guti!! Parecía un niño marcando un gol en la final del campeonato de su colegio. ¡Menudo juego de inmunidad! Una producción de altura.


Recuerdo la bronca entre Xavi y Juan Antonio con tensión y disgusto. Recuerdo perfectamente a Xavi, sentado en el cruce y los minutos largos esperando a Juan Antonio que se había pasado el cruce con Juan padre ( que, a pesar de todo, ha sido ganador de etapa). La salida de aquel lugar fue un infierno, hacía mucho calor, había mucho ruido, el caos del tráfico y, al final, el accidente de Xavi ( menos mal que no fue nada importante). Ha sido un final tenso y difícil para ellos. Desde este blog les mando besos.
¡Vivan los adelantamientos y los preciosos camiones de Nepal. Nunca olvidaré ese país que os recomiendo como destino de viaje. Os hará felices. Ya estoy trabajando en el post La Ruta os espera con todas las experiencias del equipo en esta etapa (una de las más difíciles para quienes hacemos Pekín) y en dos entregas especiales dedicadas al Himalaya y los elefantes. Y ahora, entramos en la India. Un abrazo fuerte a todos los que aman esta aventura y a los que se enfadan, también. Quién dijo que vivir Pekín Express fuera fácil…