Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños de Pekín Express

El año pasado fue en Gorkha, Nepal. Este año, los niños se hicieron con la ruta en medio de Camboya, en un poblado perdido y hermoso. Jugamos, cantamos, cogimos lagartos y comimos tarántulas juntos. Muchos estaban muy enfermos. Ellos nos regalaron una canción. Fui su torpe directora de coro. Seguían mis manos y sonreían. Gritaban y reían sin parar frente a las cámaras. Pasamos muchas horas con ellos. Recuerdo el nombre de una niña que se agarró a mi mano y ya no se soltó. Era Trainot. La alegría de los niños nos lleva soñando por la aventura.