Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mis amigas: las tarántulas

Recuerdo el salto que di la primera vez que tuve que colocarme cerca de ellas en un mercado. Vivas, peludas, enormes. Me moría de miedo. Apenas podía dirigirme a la cámara sin sentir un picor en la espalda. Creía que saltarían sobre mí. Unas horas después empecé a acercarme. A la mañana siguiente ya quería cogerlas. Pekín Express también nos da la oportunidad de enfrentarnos a nuestros miedos. Y vencerlos.