Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Ignacio Goirigolzarri, el presidente de Bankia con "una vida normal"

“Hay que meterse en el túnel del tiempo e ir cinco años atrás para entender mi decisión de  asumir la presidencia de Bankia y BFA”. José Ignacio Goirigolzarri dijo sí cuando le propusieron hacerse cargo de Bankia “por responsabilidad social”; “he sido un privilegiado toda mi vida”, nos dice, y en esa situación realmente crítica para España, si hubiera dicho que no, no sabe cómo habría reaccionado su conciencia.
Ahora, cinco años después, Bankia, afirma con lógico orgullo, es el banco más eficiente, más rentable y más solvente de la banca española.
 
¿Por qué decidieron conservar la marca Bankia? “Cambiarla, explica Goirigolzarri, hubiera supuesto mandar un mensaje confuso y oscurecer una situación a la que queríamos dar transparencia”. El equipo decidió que había que asumir el pasado y reconocer los errores para  encarar el futuro.
¿Por qué decidieron  devolver el dinero de la salida a bolsa y de las cláusulas suelo? Goirigolzarri no duda en su respuesta: había dos sentencias del Supremo  y actuar así daba contento a los accionistas por el ahorro en gastos judiciales (400 millones de ahorro en el caso de la OPS)  y a los clientes  porque se les daba una solución rápida y sencilla. “Nuestra reputación ha mejorado pero hay que seguir trabajando”
 
Sobre la compra de BMN, el presidente de Bankia ve a las dos entidades tremendamente complementarias ya que, en los territorios donde BMN es fuerte (Baleares, Murcia, Granada…) es donde Bankia es más débil.
Contento con la evolución de la entidad que ya logra sumar más de 20.000 nuevos clientes al mes, Goirigolzarri dice que ahora tiene incluso más ilusión que el primer día y que mientras los accionistas y el Consejo confíen en él, seguirá al frente de Bankia donde el próximo episodio espera que sea, por fin, su privatización.
 
Y ¿cómo es José Ignacio Goirigolzarri en su vida privada?. “Tengo una vida muy nomal”, asegura. “Dedico todo el tiempo que puedo a mi familia y tengo demasiados hobbies”, confiesa. Lo que más le gusta no obstante es andar por la montaña y leer, sobre todo filosofía e historia. Y si se le deja decir una tercer cosa: el fútbol.