Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Inteligencia artificial, educación y trabajo"

"Inteligencia artificial, educación y trabajo"cuatro.com
Os quiero proponer una breve reflexión sobre este tema tan importante para el futuro de la humanidad.
El desarrollo tecnológico es imparable y se despliega a velocidad exponencial. La disrupción ha llegado a todas las actividades personales y empresariales creando nuevos entornos de entretenimiento y de negocios.
Un elemento central de la disrupción es el desarrollo de la inteligencia artificial. La robótica ha empezado a sustituir el trabajo de los humanos.
Se han hecho muchos estudios: Según un estudio del Foro Económico Mundial, si ahora un 8% de los puestos de trabajo son sustituidos por robots, en 2020 este porcentaje se elevaría al 26%.  Según su estudio McKinsey estima que hoy mismo con los avances tecnológicos, en Estados Unidos, se podrían automatizar el 45% de las tareas existentes.  En la misma línea, un informe de la Universidad de Oxford dice que en los próximos 20 años serán reemplazadas por robots 700 profesiones (el 47% de las actividades en las que trabaja la Población Económicamente Activa). Esto significa 1.600 millones de puestos de trabajo.
La posibilidad de que estas previsiones se realicen, se basa en el gran avance de la tecnología, en la disponibilidad de una enorme cantidad de informaciones ("el big data"), en la necesidad de una mayor eficiencia y mejora de la productividad.
¿Será sostenible un mundo en que la población mundial seguirá aumentando y con ella la esperanza de vida, mientras que la inteligencia artificial irá sustituyendo buena parte de la actividad humana?
Si es esperable que la inteligencia artificial mejorará la productividad, aportando una reducción de los costes y entonces de los precios de productos y servicios, entonces, ¿qué pasará con las personas, con su trabajo? 
Y una pregunta más: ¿la importante cantidad de puestos de trabajo que se perderán con el uso de la inteligencia artificial será compensada por las nuevas profesiones hijas de esta cuarta revolución industrial ?
Las tesis son distintas y dependen de los países que se analicen.
Por ejemplo, en los países más desarrollados se han vivido otras revoluciones y siempre en cada una de ellas se ha  dudado de un saldo positivo entre puestos de trabajo perdidos y nuevos. Pero al final, los nuevos trabajos han compensado los perdidos.
Si fuese así también en nuestros tiempos, la pregunta es, ¿quién tiene más riesgo de perder el trabajo y cuáles serían los nuevos trabajos?
Según varios estudios, las personas que más riesgo tienen de perder el trabajo son las que tienen menor nivel de conocimiento, mientras que las personas con más nivel tienen más oportunidades de no perderlo siempre que su formación sea continua.
Con respecto a los nuevos empleos, según el Observatorio de demografía y diversidad del IE , liderado por el Prof. Rafael Puyol, los sectores que liderarán la contratación son:
a) El sector tecnológico y de I+D+I
b) La salud y el bienestar
c) El turismo y el ocio
d) La energía
e) La ingeniería ambiental
f) Biotecnología y la ingeniería genética
g) La formación
 Mientras que las profesiones emergentes serian:
 1) Consultores de aplicaciones informáticas
2) Los growth hackers
3) Programadores de aplicaciones móviles
4) Responsables de seguridad informática
5) Expertos en learning analitics
6) Gestores “cloud”. A diferencia de lo que ocurría en el pasado estar en las nubes va a ser muy ventajoso.
7)  Ciberabogados
8)  Nanomédicos o médicos ingenieros
9)  Técnicos sociosanitarios
10) Neuropsicólogo empresarial
11) Médicos personales
12) Investigadores educativos
13) Abogados matemáticos
14) Arquitectos informaticos
15) Artistas digitales
16) Expertos en 3D
17) Expertos en robótica y mecatrónica
Si se cumplen estas previsiones, reformar en la forma y sobretodo en la substancia el actual sistema educativo es urgente. Dotar a los jóvenes de las herramientas necesarias para las nuevas profesiones es una prioridad.
Al mismo tiempo, las personas que ya trabajan tendrán que alinear constantemente sus competencias a los nuevos perfiles demandados para no perder el trabajo o, si lo pierden, necesitarán nueva formación para volver a recuperarlo.
 Más complicado sería si los nuevos trabajos no compensaran a los nuevos. Esta hipótesis determinaría un grave problema: cómo asegurar la supervivencia de quien pierde el trabajo sin poderlo recuperar fácilmente o de quién no lo encuentra.
¿Sería sostenible reducir el horario de trabajo manteniendo los salarios para que trabaje más gente? ¿Sería sostenible un ingreso de supervivencia a pesar de su alto coste? Como dijo Bill Gates a Davos, ¿los robots pagarán la seguridad social a los humanos?
No cabe duda que este es el tema de nuestros días.
Es ahora cuando tenemos que planificar y prepararnos para lo que viene, si no la velocidad exponencial de los avances tecnológicos podrían cogernos desprevenidos.
Gracias por vuestra atención.