Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Clarity o cómo añadir una dimensión social a los mercados

Clarity o cómo añadir una dimensión social a los mercadoscuatro.com
Lo primero que hace Rebeca Minguela,  en nuestra entrevista es contarnos que viene de Cuéllar, una pequeña localidad segoviana, porque “me encanta hacer publicidad de mi pueblo”.   Recientemente reconocida en el Foro de Davos como joven líder mundial, estudió ingeniería de telecomunicaciones porque le gustaban las ciencias y la gente le decía que era una carrera con muchas salidas pero se queja de lo poco que te orientan en el instituto. Se trata de una queja que extiende también a la universidad: a pesar de ser una defensora de la universidad pública, considera que no hay orientación sobre las salidas profesionales. Por eso, ella recomienda  trabajar a la vez que se está estudiando y también aconseja salir fuera, como ella hizo, con su máster de ingeniería en Alemania.
Su primera empresa, “Blink”, la creó en Silicon Valley. Se trataba de una aplicación de reserva de hoteles de último minuto que,  año y medio después de su nacimiento, fue comprada por Groupon : “ porque estábamos en el momento adecuado en el sitio adecuado” . Su segunda creación es  “Clarity” y ya estaba trabajando en ella cuando decidió recalar por un año en el Santander para ayudar al banco a su transformación digital: una experiencia “bastante buena“.
Ahora Rebeca Minguela -que tiene claro que quiere ser emprendedora y no estar en una empresa grande-  porque “quiero algo mío que yo controlo”, está enfrascada en “Clarity”, una herramienta informática con la que quiere añadir una dimensión social a los mercados. “Nuestra misión última es que cualquier inversor o consumidor entienda si algo (un producto, una empresa… ) es bueno para la sociedad y cuánto de bueno o malo es. Su idea es poner a los productos y a las empresas una nota que cualquiera pueda conocer. Ahora trabajan en el proyecto una veintena de personas con la idea de tener listo en cuatro o cinco meses  una primera herramienta sencilla para después, según las necesidades que vayan viendo en los clientes,  ir desarrollando una herramienta más completa y  sofisticada.
Los consejos de Rebeca  Minguela para otros emprendedores:
1.       Creerse que es posible y no ponerse excusas
2.       No tener miedo a salir de España y preguntar mucho
3.       Saber que no va a salir gratis, habrá que hacer sacrificios
Sobre las cualidades para ser un buen emprendedor,  Rebeca asegura que no hay que ser más inteligente que la media pero sí ser curioso, trabajador un pelín idealista y sobre todo, sobre todo muy persistente.
Minguela espera tener algo más de tiempo libre dentro de un tiempo  porque ahora “no concilio bien”. En su tiempo libre le gusta disfrutar del  arte pero lo que más le gusta es salir con sus amigos; eso sí, en España más que en Estados Unidos,  allí aún no le ha apetecido  trasnochar  hasta después  del desayuno.