Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Atleti-Barça de las celebrities: del Risto más honesto, al éxtasis de Pancho Varona

atléticocuatro.com
El Atlético de Madrid – Barça de la vuelta de los cuartos de Copa ha sido, hasta el momento, el partido más intenso, vibrante y, a la postre, bochornoso, de lo que llevamos de temporada. Las celebrities que no esconden sus colores vibraron con un primer tiempo para inscribirlo en la historia y sufrieron con un segundo para inscribirlo en los Juzgados de Plaza Castilla.
Entre los cinco goles del primer tiempo y el lanzamiento de una bota a un linier en el segundo caben cientos de tuits. En primer lugar, los de la euforia atlética inicial. Ahí Pancho Varona es el ‘front man’. Se pasó todo el partido animando, vibrando y padeciendo (¡qué manera de tuitear!), hasta que dio con la tecla y resumió en un solo tuit lo que de verdad estaba pasando:
Esa euforia atlética del principio la explicó mejor que nadie el actor Maxi Iglesias, con una sola mención. Teniendo a Torres sobran caracteres. Nuevamente el Niño rompió la red rival en el primer minuto.
Además, el cantante Dani Martín tiró de casta para dejar claro, como lo dejó la grada del Calderón, que en el nuevo escenario rojiblanco las derrotas duelen menos. Si ayer la hinchada atlética despidió a sus ‘héroes’ al grito de “orgullosos de nuestros jugadores”, el cantante se sumó a esa reivindicación colchonera.
Por la parte del Barça, la cruda honestidad la puso, como de costumbre, Risto. Indignado por que el árbitro ayudara al Barça (como si lo necesitara se preguntaba el presentador), lanzó a Twitter su reflexión conciliadora. Todo esto tras el penalti no pitado por Gil Manzano por mano de Jordi Alba. No diría ya nada Risto del segundo tiempo, seguramente por estar estupefacto ante el derroche de violencia y bochorno que estaba por ver.
El que sí se pronunció, de puro terror, fue el ex tenista Carlos Moyá. Al bueno de ‘Charly’ debió dolerle cada una de las patadas que llovieron sobre los tobillos de Neymar en la segunda parte. Aterrado, suplicó por Twitter a Luis Enrique que cambiara al brasileño. Y el míster, que debió de saltarse ayer la prohibición de llevar móvil en el banquillo, atendió al tuit de Moyá y obró en consecuencia. El ángel de la guarda de Neymar tiene nombre y se llama Carlos.
Otro de los que no se perdió el partido fue Jorge Lorenzo, que además lo vio desde un palco VIP del Calderón. Con amigos, el piloto se limitó a disfrutar del espectáculo sin opinar sobre el árbitro o los goles. Que una patada de Raúl García tras una carrera de 40 metros duele, seguro. Que comparada con caerte de una moto a 180 km/h es una caricia en la mejilla, tal vez.
Las celebrities sufrieron el Atleti-Barça: de Risto conciliador, al éxtasis de Pancho Varona