Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yudit: de caer en La Voz Kids, a convertirse en talismán del Betis en el palco VIP

yudit betiscuatro.com
Cuatro semanas llevaba el Betis sin ganar, en la que está siendo una de las peores temporadas de su historia. Cuatro semanas con un parcial de nueve goles a uno y un solo punto de doce posibles. Y entonces llegó Yudit, con esa inocencia e ilusión intactas que sólo pueden venir de un niño. Y con su “¡y qué viva el Betis!” tras ser eliminada de 'La Voz Kids' encendió el verdiblanco de todos los aficionados… y de los jugadores.
Buen partido, victoria en casa y esa pequeñísima luz que sigue resistiéndose al final del túnel. No se apaga. La niña vivió el sueño de su vida en el palco del equipo de sus amores. El club, que necesitaba más que ningún otro un sílmbolo al que aferrarse, invitó a la artista al partido contra el Getafe. Con la ilusión de un niño no se juega, debió decirle el míster a los jugadores. Con una invitada así en el palco sólo se podía ganar.
Y se ganó. Y Yudit, que con su grito en televisión ya había hecho por su equipo tanto como cualquiera de los jugadores, se desenvolvió por el tablao del palco verdiblanco como quien camina por su casa. Se fotografió con sus ídolos, recibió el cariño del club y una camiseta con su nombre. Con ella, de la mano de Rubén Castro, conquistó la red con esa fotografía que va a ser el símbolo de la fe bética de aquí a que termine la Liga. La niña cumplió su sueño y el equipo encontró el talismán al que encomendarse.
yudit betis
El milagro sigue lejos. Y el margen de error es ninguno. Pero viendo la reacción de la afición a la ‘aparición’ de Yudit todo es posible. Eso sí, más le valdría al club dejar a la niña terminar todas las charlas del vestuario de aquí a final de temporada con ese “¡y qué viva el Betis!”.
yudit betis