Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toni Kroos, el único que da la cara en Twitter tras el derbi: “Tenemos que trabajar duro”

krooscuatro.com
En los últimos días, han sido pocos los jugadores del Madrid que han mostrado en redes un mínimo interés por el derbi, tanto antes como después de la derrota. Si repasamos los últimos tuits de algunos jugadores que estuvieron en el campo vemos a Cristiano agradeciendo al mundo que se acordara de su cumpleaños; a Coentrao felicitando a Cristiano por los 30; a Nacho animando a Marcelo por sus 300 partidos; a Isco anunciando cerveza; a Chicharito resolviendo un conflicto con un uso fraudulento de su identidad en una campaña política…
Jugadores todos ellos que disfrutaron de  minutos en el derbi y que sin embargo cuando les da por coger la tablet o el smartphone lo hacen para cosas que poco tienen que ver con hacer piña como equipo. Si echamos un ojo a los que no estuvieron, Pepe y Ramos hace días que no tuitean, la última intervención de Marcelo fue para apoyar a su compañeros James y la del colombiano un escueto #HalaMadrid antes de irse a la fiesta de Cristiano recién operado.
Por el contrario, Casillas, Nacho, Carvajal, Illarra, Jesé, Arbeloa (el auténtico ‘speaker’ del Madrid en redes), sí que lanzaron mensajes de ánimo para el equipo en las horas previas al partido. Todos españoles, entre los cuales, cinco estuvieron sobre el césped del Manzanares. También Varane, que fue titular y cuyo perfil de Twitter es una auténtica colección de apoyos al equipo, mensajes de fuerza y de aliento constante.
  • EN RADIO: Los españoles del Madrid, enfadados con Cristiano

  • Eso sí, tras la humillante derrota, el silencio ha sido generalizado. Sólo el alemán Toni Kroos , que fue tal vez el mejor del partido por parte de los blancos, ha dado un paso al frente asegurando que el equipo tiene que trabajar duro para volver más fuerte. Un alemán que sufrió como nadie la pasividad de sus compañeros a la hora de defender, en especial de los tres delanteros que en ningún momento del partido se plantearon presionar mínimamente la salida del rival. No en vano, la única muestra de pundonor, sin ser digna de mérito, la mostró Kroos parando a Griezmann en una contra y ganándose una de las dos amarillas que vio el Madrid en todo el partido. La segunda fue para Jesé a cuatro minutos del final cuando el marcador ya era de 3-0.