Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Riera no jugará más en el Mallorca con Soler en el banquillo y... ¡lo comunica por Twitter!

Albert Rieracuatro.com
Albert Riera, jugador del Mallorca, ha comunicado esta mañana vía Twitter que no se entrenará ni jugará con el equipo bermellón mientras Miquel Soler siga siendo el inquilino del equipo balear. El internacional español, ex de Espanyol, Manchester City, Galatasaray, Girondins o Liverpool, volvía al equipo de toda su vida en el mes de marzo. Desde entonces, el extremo zurdo sólo ha jugado 235 minutos porque no ha terminado de convencer a su técnico Miquel Soler. Tras quedar fuera de la lista de convocados de la jornada pasada contra el Numancia, Riera no se entrenaba el pasado lunes y esta mañana comunicaba su decisión vía Twitter:
La temporada está siendo movidita para el de Manacor. Riera empezaba el curso futbolístico defendiendo la camiseta 'bianconera' del Udinese. Aunque el equipo italiano rescindió su contrato con el extremo por su indisciplina. El principio del fin de la corta historia entre Riera y el Udinese tuvo su primer capítulo cuando el español publicaba un tuit en el que confesaba que el equipo italiano era el conjunto en el que más incómodo se había sentido:
Los italianos perdonaron su incontinencia verbal en la red social, pero siguieron de cerca su comportamiento. La gota colmaba el vaso el 23 de noviembre de 2014, cuando, según medios italianos, Riera estaba en el casino Perla de Nova Gorica, Eslovenia, mientras sus compañeros jugaban su partido de la Serie A contra el Chievo Verona. Días más tarde, jugador y club rescindían el contrato "de mutuo acuerdo", aunque la prensa en italiana insinuaba que se debía a motivos extradeportivos. Riera se apresuró a desmentir estas informaciones, como no, vía Twitter:
Con Riera y el Mallorca se han juntado el hambre y las ganas de comer, ya que la temporada del equipo bermellón no ha sido precisamente tranquila. La institución balear vivió un inestable inicio de temporada. Antes del comienzo de la competición, el propio Miquel Soler era el inquilino del banquillo, situación que cambió cuando Dudu Aouate ocupó el cargo de director deportivo. El exportero israelí decidió que Valeri Karpin tenía que ser el entrenador. El mal inicio del ruso provocó la dimisión de Aouate tras dos puntos en las primeras siete jornadas y la posterior destitución de Karpin en el mes de febrero.
Todos estos vaivenes fuera y dentro del campo tienen al Mallorca décimoquinto en la clasificación, a siete puntos del descenso con doce todavía por disputarse.