Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Tiene Mireia Belmonte un ojo morado por un golpe de Erika Villaécija?

Mireia Belmonte twittercuatro.com
Preolímpico de aguas abiertas de 10 kilómetros en las costas portuguesas de Setúbal (por cierto localidad natal de Mourinho). Las nadadoras españolas Erika Villaécija (@erikavillaecija) y nuestra campeona mundial en piscina Mireia Belmonte (@miss_belmont) luchan por una plaza para los Juegos de Río.
Erika, con mucha más experiencia en esta prueba, termina la decimocuarta y Mireia la vigesimoctava. La plaza es para la primera de ellas gracias a meterse entre las 15 mejores nadadoras que conseguían el pasaporte directo a Brasil, hasta ahí todo normal.
Pero tras esto el novio de Mireia Belmonte, el remero Javier Hernanz, sube a twitter una imagen de la nadadora con un ojo morado y el enigmático mensaje “La competitividad entre dep del mismo país levanta el nivel. Xo utilizar técnicas antideportivas es sancionable”.


Algunos medios aseguran que Hernanz se refiere a que Erika Villaécija propinó un golpe a Belmonte durante la prueba de Setubal que le ocasionó un aparatoso moratón en el pómulo.
A partir de ahí varios comentarios responden al tuit del remero. La mayoría son mensajes de apoyo pero según van pasando los minutos aparecen algunos nadadores amateurs que escudan la acción en que en las pruebas de aguas abiertas los golpes son algo normal entre los competidores y que a veces ocurren estas cosas.
Pero el comentario más enigmático de todos es el de @AlbertDavilaS quien postea una foto con las dos nadadoras abrazadas tras la competición y posando felices. Mireia con su moratón y Erika con su plaza olímpica.


La conclusión es, o que los medios que apuntan a Villaécija como culpable no han dado en el blanco o bien que es cierto que los golpes en esta disciplina son normales y a Mireia le ha sentado mejor que a su novio quedarse con un ojo morado.
Mireia Belmonte ha salido al paso de la polémica hace pocos minutos en su cuenta de twitter. La nadadora apoya la tesis de que en aguas abiertas "son una disciplina donde hay mucho contacto" y además quiere "creer que fue un acto hecho sin maldad". Eso sí no descarta nada porque, según sus palabras, "Los golpes que se dan en ocasiones puedes ser intencionados o fortuitos".
Eso sí, en tres respuestas que ha tuiteado no aclara si la culpable del moratón de su ojo es su compañera Erika Villaécija.