Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los grandes desafíos de 2015

Desafios 2015cuatro.com
Este nuevo año que llega va a ser uno de los más importantes para el desarrollo del deporte electrónico. La popularización ha llegado, ya hay amigos que se juntan en un sofá para ver competiciones en directo, ya existen jugadores profesionales que han convertido su talento en una forma de vida y no es difícil pensar que pronto se llenarán grandes pabellones o estadios de aficionados a las competiciones de videojuegos.
Pero precisamente el hecho de que se pueda convertir en algo tan popular hace que que el foco de atención se centre en cada detalle que envuelve la actividad de estos jóvenes. Por esto es ahora más importante que nunca buscar soluciones a algunas carencias, así como adaptarse a las nuevas etapas que pronto llegarán.
Uno de los desafíos a los que debe enfrentarse este nuevo deporte es la regularización de todos los procesos que envuelven la actividad como pueden ser las relaciones contractuales entre jugadores y organizaciones deportivas. A falta de una federación las ligas y clubes son responsables temporalmente de la limpieza y legalidad de cualquier relación, y se debe valorar si eso debe continuar siendo así o es necesario crear un proyecto de asociación que vele por los intereses de todas las partes.
En cuanto a los títulos que serán protagonistas en este año, habrá uno que continuará con su éxito y que hasta ahora ha sido uno de los principales captores de aficionados a la competición. Hablo de League of Legends, jugado por miles de españoles y cuyas competiciones se han convertido en fenómenos de masa tanto en Europa como en España. Además, la renovación que ha sufrido el juego ha vuelto a atraer a algunos que se desengancharon. LoL es el presente de los deportes electrónicos, y seguirá siéndolo también en 2015. Su desafío será poder ofrecer algo que realmente sea diferente a lo que nos hemos acostumbrado.
Por último no quiero olvidar un problema que se arrastra desde los albores de las competiciones virtuales, y son las trampas o la poca deportividad que a veces leemos en las noticias. Es necesario que se invierta en la estabilidad de los equipos, con esto llegará una mayor profesionalización y deberíamos dejar de ver estas actuaciones que buscan la victoria a través de la picaresca. También las desarrolladoras de videojuegos competitivos deben preocuparse de este problema y buscar actualizaciones que dificulten la labor de los tramposos.
2015 es el año que marca el comienzo de la segunda mitad de la década y son importantes los desafíos a los que se enfrenta el deporte electrónico. Esta década de los 2010 está siendo el gran trampolín de este nuevo espectáculo, y es clave redondear una pequeña industria que quiere seguir creciendo los próximos años.