Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los eSports prueban suerte en la TV americana con novedades y polémica

heroes of the stormcuatro.com
El deporte electrónico ha conseguido por fin, tras casi 20 años de historia, aglutinar a millones de espectadores ante las pantallas de sus ordenadores. Digo ordenadores porque la mayor parte del público que ve este show lo hace a través de retransmisiones online de las competiciones.

El salto de los eSports a la televisión siempre ha sido muy cuestionado. Los servicios de 'streaming' a través de internet parecen cumplir perfectamente su función y se posicionan como una clara alternativa de futuro incluso para otro tipo de contenidos. Sin embargo es evidente que la mayor parte de la gente sigue concentrándose cada día alrededor de la pequeña pantalla.

Pero, como es lógico, hay cadenas de TV que empiezan a buscar los espacios que tienen que llenar su programación en los próximos años. Ese delicado salto, el de los eSports a la TV, lo ha vuelto a intentar hacer Blizzard con su nuevo Heroes of the Storm en la popular televisión deportiva americana (de pago) ESPN, pero por primera vez aplicando cambios y novedades a lo que estamos acostumbrados a ver.
Conseguir que el espectador no se pierda en la pantalla
Uno de los factores a destacar es lo que vemos en una pantalla. Si una persona que no conoce el juego se pone a ver una competición, pongamos el ejemplo de League of Legends, se va a encontrar con una ingente cantidad de información alrededor de la acción. Todos esos números y pequeños dibujitos son jeroglíficos indescifrables para el público general. En Heroes of the Dorm, la competición universitaria que se pudo ver en la ESPN, Blizzard introdujo profundos cambios a la hora de mostrar la información en la parte inferior de la pantalla, presentándola con un aspecto más deportivo y sencillo. Podemos ver una comparación en las dos imágenes siguientes. La primera corresponde a la LCS de League of Legends y la segunda es del torneo que estamos hablando de Heroes of the Storm.
league of legends
heroes of the storm
Pero las novedades no terminan ahí. Heroes of the Dorm ha sido una competición entre las universidades americanas en la que el premio era una beca de estudios. Más o menos el mismo sistema que se emplea allí en otros deportes. Desde luego es una buena forma de llamar la atención, a la par que innovadora, pero si hay algo que nos ha sorprendido aún más es ver la presencia del logotipo de su juego en la camisa del preparador de Manny Pacquiao en el 'Combate del Siglo' ante Mayweather de este pasado fin de semana. Lo podéis ver en la parte derecha de la siguiente imagen.
videojuegos, pacquiao
Todo esto evidentemente tiene un precio. Y no hablo del presupuesto económico de llevar tu marca a lugares tan atípicos frente a lo que estábamos acostumbrados. Me refiero a que la llegada del nuevo público provoca que también muchos eleven protestas ante lo que consideran una definición exagerada: llamar deporte a las competiciones de videojuegos. El debate sobre si esta denominación es correcta o necesaria se ha tenido numerosas veces y siempre se suele concluir con que es una discusión irrelevante, de la misma manera que cuando hablamos de los deportes de motor u otros espectáculos competitivos que son difíciles de catalogar como actividad deportiva.

Ante este nuevo deporte, o espectáculo, no son pocos lo que buscan hacer bromas con lo que consideran una “cosa de frikis”. Es el riesgo que se corre al aparecer en los medios tradicionales e incluso aquí mismo en Videojuegos Cuatro se ha podido percibir varias veces. Pero tras algo como Heroes of the Dorm algunos periodistas americanos han reaccionado tanto positiva como negativamente ante la llegada del “deporte electrónico” a la ESPN.

Uno de los que peor se lo ha tomado ha sido el polémico locutor deportivo Colin Cowherd. Estas son algunas de sus frases tras ver el espectáculo: “Si alguna vez me obligan a cubrir una partida de videojuegos, me retiraré y me marcharé a un pueblo de pescadores”, “que alguien cierre la puerta del sótano en casa de mamá y nunca les deje salir”, e insiste, “dejaré la cadena si alguna vez me piden cubrir esto”. Todo esto lo culmina riéndose de los comentaristas y de cómo según él tienen una actitud demasiado efusiva.

Evidentemente ni Colin ni muchos de los periodistas más expertos serán requeridos nunca para cubrir competiciones de videojuegos, pero la actitud de calificar algo que se desconoce casi completamente como 'friki' y menospreciarlo de esta manera solo nos dice una cosa: el deporte electrónico seguirá llamando la atención de cada día más personas, les guste o no lo que están viendo. Por cierto, varios deportistas de la NBA, la NFL y otras ligas americanas han confesado jugar a este tipo de juegos, muchos de ellos dicen incluso tomárselo "con bastante seriedad” y que disfrutan de los eSports. Habría que ver quién se atreve a llamarles frikis a ellos.