Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué tantos cambios?

Final Cup 6, Gamergy, League of Legends, Karont3, Jer0mcuatro.com
El mercado de fichajes en las Divisiones de Honor puede resultar demasiado convulso para los conocedores del deporte. Equipos que desaparecen o cambian a todos sus jugadores, estrellas que abandonan a mitad de temporada… Circunstancias que suceden con frecuencia en medio de la fase regular y que reconfiguran el panorama competitivo cada pocos meses.

Este primer mercado de fichajes de la temporada va a resultar especialmente ajetreado, y por eso me gustaría detallar algunas de las situaciones que hacen del deporte electrónico un entorno competitivo mucho más movido que el de los deportes que todos conocemos.

La primera y más importante circunstancia que obliga a los jugadores a modificar su papel en la Liga es la disponibilidad. Especialmente los estudios son una importante responsabilidad que no debe dejarse de lado. Compaginarlos con las aficiones y los entrenamientos en una competición que es difícil de rentabilizar si no se está en la élite puede ser muy complicado. Muchos jugadores se ven obligados a dejar su equipo por simple falta de tiempo, o al menos para poder adaptarse mejor a sus obligaciones.

Otro de los motivos de estos cambios es la incapacidad de la mayoría para asumir una derrota. Al no existir el rol del entrenador que conocemos de otros deportes, algunos resultados pueden afectar muy negativamente al ambiente del equipo y no existe persona que calme las aguas y marque la ruta de la recuperación. Cuando los resultados no acompañan la estabilidad se ve seriamente amenazada y vemos con demasiada frecuencia que muchos equipos no son capaces de superarlo.

Otros casos, quizá los menos, se explican simplemente con la necesidad de cambiar de aires de un jugador. Puede que aunque los resultados acompañen alguno no se sienta integrado en el bloque y vea otros proyectos con mejores ojos si cuentan con personas que conocen y con las que se llevan mejor, tan sencillo como eso.

Todo esto se explica principalmente por la edad de los jugadores, en su mayoría alrededor de los 18, que al no contar con la figura paternal del entrenador toman decisiones por sí mismos que en ocasiones se pueden volver en su contra. El deporte electrónico necesita urgentemente esta figura si queremos que los equipos sean estables y puedan obtener un buen palmarés y una historia para recordar con el paso de los años.

A pesar de todo el espectáculo continúa, y tras este periodo de fichajes muchos equipos volverán a ser favoritos para el campeonato mientras que otros verán cómo se reducen sus posibilidades. Al final lo que quedará en el recuerdo es qué equipos terminan más arriba en la fase regular y quién levantará la copa en Madrid el próximo mes de diciembre.