Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Liga pasa por la pelu

Ha sido un buen fin de semana para el sector del estilismo en España. Nunca antes en la historia de la Liga habían coincidido en el espacio y en el tiempo tantos y tan variados cambios de look. No hay mejor reclamo comercial para una peluquería ni, suponemos, mejor manera de afrontar una jornada para un jugador que con nueva imagen con la que salir en los papeles deportivos. A corte nuevo, Liga nueva... y olé.
Que Cristiano Ronaldo pase por el sillón de Miguel Siero ya no es noticia…

… que la estrella lusa recurra de nuevo a finas líneas rapadas en el lateral, tampoco. Ya se las hizo para visitar el Camp Nou hace un par de años y, visto el resultado (gol incluído), debió pensar que no estaba mal repetir este año con otros dibujos. Contra el Málaga, Cristiano marcó, sí, pero lo celebró raro. El sábado CR7 pidió perdón por sus fallos de cara a puerta durante el partido y, aprovechando, dejó ver el resultado de su visita a la peluquería.  Éste:
CRISTIANO
Por cierto, si Cristiano marca el definitivo dos a cero y estás en el terreno de juego con peinado nuevo ya tienes dos grandes motivos para acercarte a celebrarlo y salir en la foto. Es lo que hizo Jesé Rodríguez, el canterano, que tiene mucho que enseñarle al mundo: regates, goles y también cortes de pelo. Ante el Málaga el canario también tiró de maquinilla y, ojo, en forma muy similar a la de su compañero. Rayas rapadas por aquí, rayas rapadas por allá. Bueno, juzguen ustedes…
cristiano

Tomemos el puente aéreo. Como saben, siempre se ha dicho que lo que hace Cristiano sobre el terreno de juego tiene efecto en Messi y viceversa. Por esta máxima, si uno marca dos goles, el otro intenta superarlo e, imaginamos, si el portugués pasa por la peluquería, el argentino no iba a ser menos. En Pamplona a Messi le vimos ‘distinto’. Se cortó el pelo a su manera, saneando y manteniendo el corte… pero cortando. El antes y después de Messi, en una sola imagen:
dsf
Y seguimos en Barcelona porque en Cornellá-El Prat, el central colchonero de apellido interminable, Alderweireld, Toby para los amigos, tuvo su esperado debut y lo celebró con un new look de tono futurista. Corte ultra apurado por los laterales con melena en todo lo alto para mayor desafío de las compañías de geles fijadores. Acabó el partido y todos los pelos de Toby seguían en su lugar. Eso es mantener la posición. Ese es el corte de pelo de Toby.

Llegados a este punto sería interesante abrir la sección de tintorería. El atacante realista Griezmann sorprendió en los primeros compases ligueros con su tinte rubio platino all in. El color dio paso a la raíz y esto obligó a tomar decisiones. El francés no las esquiva y en Mestalla llegó la hora de sorprender. Rubio platino restante por arriba y raíz por los lados. Para celebrarlo, gol y cuál es mi cámara que quiero que lo vean en casa.
sdfsd
Y como no hay un buen post sobre los últimos peinados de la Liga sin una buena cresta, hagámonos eco del reportaje de MARCA a Thievy, en la previa de su partido contra el Atlético de Madrid.
dsfdsf
FOTO:WWW.MARCA.COM
Thievy es coqueto y en plena revisión de su cresta le confiesa al periodista: “desde pequeño me he acostumbrado a cuidar mi aspecto”. Ahora, es una evidencia. Su imagen está ligada a goles en velocidad, a goles imposibles coronados por una gran cresta que varía de color y de longitud según su ánimo. He aquí la prueba:

Ponemos el punto y final con una de fútbol internacional. Bueno, de fútbol internacional y parrucchiere porque en Italia, en la Juve, próximo rival del Real Madrid en la Champions, brilla la cresta de Pogba.
sdad
Bien, no es como la de nuestro Thievy, pero él también pasó por la peluquería para una jornada que puede pasar a la historia como una de las que más cambios de looks reunió por partido. Casi nada.