Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iker Jiménez: “El ambiente es capaz de transformar a cualquier persona y a cualquier ser”

Llegamos al final de esta temporada y como saben todo lo que pensamos. Voy a contarles otra historia. Verán, hace más o menos un año en una casa familiar aparece una pequeña gata que habían dejado abandonada entre la acera y un coche. Había algo en su aspecto distinto que no sabía lo que era. Mi hija Alma quería la gata y vive actualmente con nosotros. Después me entero que es una gata montesa con el rabo roto quizá por un cepo y no sabía muy bien qué hacía en esa zona. Miraba a esa gata y pensaba que era un ejemplo de la antigua España ancestral
Yo nunca había tenido gatos y ésta me parece muy mágica. Es una cazadora nata. El instinto le tira. Una vez iba a picar a mi hija una avispa y antes de picarla atraviesa la avispa con la garra para proteger a la niña.
Muchas veces culpamos al instinto y a lo que nos mueve, pero ¿hasta qué punto el ambiente es importante? Ahora hay mucho debate entre el instinto que nos guía y el ambiente que puede ser para cuidarnos o depravarnos. Se ha escrito mucho sobre eso pero yo veía eso en mi gata. Una gata que se iba a criar con dos perros. ¿Qué ha pasado con esa gata? Sigue teniendo su instinto pero ha entendido que convivir. El ambiente y el sentirte aceptado elimina muchas cuestiones incontrolables. El instinto más sangriento y agresivo algunos no saben pulir y sale a relucir. Ted Bundy, cuando lo atrapan dice que ha matado a más de 30 mujeres por culpa de la sociedad. Suena cínico pero él decía que la pornografía que él consumía. Lo que la sociedad le había puesto ahí en vez de pulirme y calmarme lo que me daba era lo que él buscaba y lo que este sinvergüenza argumentó en su juicio.
Tenemos la responsabilidad de cuidar el ambiente. Estoy convencido que el ambiente es capaz de transformar a cualquier persona y a cualquier ser. Si es capaz de hacerlo el animal estoy seguro que también podría hacerlo el ser humano. Gracias al poder del afecto.
No sé si habrá vida después de la muerte lo que sí sé es que hay vida antes de la muerte. Y hay que vivir no a cualquier costa. No me gustaría acabar con estos ejemplos de instintos desatados. Parece que a alguien le interesa que esos instintos dominen a la raza humana. Me gustaría acabar hablando de esa vida antes de la vida. Cuando nosotros no nos hemos estrenado en la vida, en la inocencia del ser humano dentro del útero pasan cosas. ¿Qué hay antes de nacer?
Antes de la vida contemplan juegos de luces y cuando ven rostros ríen en intentan tocarlo. Un ser que no ha visto nunca a un ser humano reacciona sonriendo ante las imágenes de rostros de seres humanos. ¿No tenemos una gran responsabilidad sobre el ambiente que generamos? De nosotros depende porque ese ambiente con el afecto es capaz de cambiar el mundo, cada cerebro, cada niño y cada alma humana. Yo lo creo.
Ha sido un placer y un honor. Si el cosmos quiere nosotros seguiremos nuestro caminar.
Un abrazo, un placer.
Iker J
Ver más de: