Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Iker: las experiencias de atisbo

"Alastair Campbell fue un hombre que no dejó de reflexionar, de pensar, de preguntarse, de vivir editando libros con 80 años. Todo empezó por el encuentro con una figura. Es lo que él llama experiencias de atisbo. No me digáis que no es un término maravilloso. Él se ha aproximado a una realidad intangible en la que han creído todos los hombres, todas las culturas, una realidad extraña que se maneja fuera de las coordenadas normales y que está expresada en los chamanes, en los animales insólitos, en los extraterrestres…Ese anhelo del hombre de aproximarse a todo eso que no conoce, que no se puede demostrar pero que siente que existe.
Sin embargo, necesitaba un chispazo, algo que abriese su emoción, algo que les pegase un tremendo subidón de adrenalina para saber que eso no iba a ser una afición, iba a ser una vocación.
Yo no entiendo la vida sin vocación. No hago este programa como quién hace un trabajo. Para mí esto no es trabajar, es perseguir un sueño que tenía desde niño. Y un sueño desde niño era que otros niños, jóvenes o adultos con alma de niños pudieran ir a esa exposición, a un sitio que yo imaginé alguna vez repleto de figuras, de historias y de anzuelos para que cada uno si quiere consiga una vocación".