Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Iker: Un caso de asfixia

Hace pocos días, Carmen y yo tuvimos la oportunidad de salvar a una niña de 19 meses en un caso de asfixia bastante grave, y aprendí varias cosas a parte de la intensidad del momento y el disgusto que uno se lleva luego porque no sabe lo que hubiera pasado de haber salido mal.
Al ver a tanta gente en aquel centro comercial que no sabía lo que tenía que hacer sí que me vinieron muchas preguntas a la cabeza. Porque yo tampoco sabía muy bien lo que tenía que hacer, gracias a Carmen que le preguntó hace tiempo una cosa al pediatra, supimos cómo actuar con esa niña que ya sus padres no sabían que hacer en una situación de gravedad extrema. Por fortuna todo salió bien.
¿Cuánto de ustedes han estudiado durante años y no se acuerdan de nada de muchas de las materias?¿Por qué cuando tenemos 10 o 12 años no nos enseñan ya cómo actuar en un caso de asfixia, de electrocución, de quemaduras? Es algo que puede pasar en un campamento a un amigo pero, ¿eso no es importante?...