Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cierre de Iker: el bienestar ejercido por la música clásica

"No sé si se escucha más música clásica que antes, imagino que menos, pero también creo que los melómanos siempre están ahí, escuchan música clásica y eso es como un vicio bueno. Digo bueno porque hagan la prueba, en mitad del ruido, de este mundo en el que nos movemos, hagan la prueba. Yo lo he hecho. Pongan la música clásica y verán que, como dicen los científicos, directamente parece ejercer un bienestar.
No soy un experto en música clásica, sé lo que me gusta y lo que no, da igual que uno sepa de quién es esa obra, simplemente escuchen. De repente, el entorno en el que están ha variado. Esa música que fue importante durante 400 años, quizás por los instrumentos o códigos internos que desde luego no entiendo, pero percibo, que es lo importante".