Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La carrera ha acabado para mí

Me da muchísima pena y mucha rabia porque hemos estado ahí, luchando cada día, y dejándonos la piel... pero la mecánica ha dicho ¡basta! Ya no ha podido más. Y más no se le puede pedir al Hilux de Toyota, porque es un coche prácticamente de serie y ha aguantado lo indecible. Hasta ayer, que se reventó el cambio, se estropeó después el motor y la carrera terminó para mí.