Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alpinista malloquín Tolo Calafat, atrapado a 7600 metros

Tolo Calafat, con quien Jesús Calleja ha compartido hasta tres expediciones a montañas de más de ocho mil metros de altura, sufre edema cerebral tras coronar la cumbre del Annapurna.
Ayer, día 27 de abril, el montañero Tolo Calafat alcanzaba la cima de su sexto ochomil, el tan temido Annapurna, tras otros himalayistas como Carlos Pauner, Juanito Oiarzábal o Horia Colibasanu. Una vez iniciado el descenso, ya de noche, los síntomas del edema comenzaron a hacerse notar, haciendo imposible para Tolo llegar a las tiendas del Campo Base.

Ya ha habido intentos de rescate –un helicóptero de Air Zermatt trató hoy de sacarle de la montaña-pero la niebla lo ha impedido; y hay un próximo intento fijado para mañana “a las 6 o 7 de la mañana”, tal como informan en barrabes.com. Pauner, Oiarzábal y Colibasanu no han querido descender hasta el Campo Base, en espera de poder ayudar al expedicionario en caso de que el helicóptero falle.

De ser así, el rumano Horia se manifiesta ya “listo para subir a por Tolo”, mientras que un sherpa ya ha iniciado la ascensión desde el campo 4 hacia la posición en la que se encuentra Calafat “con una botella de oxígeno, un saco, corticoides, agua y algo de comida, para que sobre todo no tenga que pasar otra noche al raso” según se afirma desde la web de Carlos Pauner.

“Es una persona excepcional, ¡un gran montañero! espero que por favor se esté haciendo y que se haga todo lo posible por rescatarle” son palabras de Jesús, quien sigue atento la evolución de los acontecimientos.

Jesús Calleja, quien compartió con él los Desafíos Extremos al Everest (8848 m), al Lhotse (8516 m) y al Makalu (8463 m), quiere mandar todo su apoyo al alpinista, a su familia y amigos en este difícil momento y confía en la gran fuerza de su compañero de expedición “que sin duda le hará resistir hasta que le puedan sacar de allí!”.