Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uganda, África profunda (3 de 3)

Pero nuestros expertos guías locales provistos de fusiles por si nos atacase un elefante salvaje -que se prodigan por todas partes en esta jungla- consiguen encontrar el rastro de los gorilas.

Nuestra excitación es máxima, hasta que… Allí están, plácidamente, comiendo hojas. Son una manada de nueve ejemplares, con un macho dominante de espalda plateada. Este ejemplar pesará unos 170 Kg, es enorme, y sus brazos miden unos dos metros de largo. Son como King-Kong. Es sin duda de los animales más impresionantes que hemos visto, y aquí estamos, disfrutando de esta rareza de especie, de la que sólo quedan unos 700 ejemplares. Ahora están protegidos y ya no son atacados indiscriminadamente por los cazadores furtivos que los mataban para vender las patas a los millonarios excéntricos. También murieron muchos de la gripe que les trasmitimos los humanos, por el gran parecido de nuestros genes.

Para nuestra sorpresa, esta manada decide acercarse hasta nosotros, hasta tal punto que se pasean entre nosotros para observarnos y directamente nos tocan. Es asombroso, estamos junto a ellos y nada podemos hacer para respetar la norma de los siete metros, son ellos que han decidido pegarse literalmente a nuestros cuerpos y en ocasiones tocarnos.

Es una sensación increíble, de las más intensas de nuestras vidas. No queremos molestarlos más, y decidimos, emocionados, regresar, se está haciendo tarde y nos queda mucha jungla por delante. Ahora toca descansar y procesar todo lo que nuestros ojos han visto, tenemos la sensación de regresar de un mundo perdido donde habitan animales inconcebibles de enorme belleza.

IMG_0289

Mañana rumbo al Parque Nacional del Ruwenzori, uno de los parques con mayor biodiversidad del planeta, con más de 200 mamíferos, mas de 300 aves, unas 200 especies de mariposas, 28 especies de reptiles, y la mayor concentración de rinocerontes del planeta, también hay elefantes salvajes.

Tendremos que atravesar la sabana, después la jungla, nos enfrentaremos al barro, fango, lluvia, y la espesa jungla llena de animales salvajes, para alcanzar las partes de bosque mucho más altas y después los hielos, hasta conseguir escalar el Pico Margarita con sus 5.109 metros de altura, es la tercera montaña más alta de África. Es una escalada técnica y peligrosa, por estar inmersos casi siempre entre las nubes, el agua, y la lluvia, teniendo que colocar cuerdas para escalar las resbaladizas y verticales paredes de roca, hielo y nieve.

Será una escalada muy dura, pero sobre todo una aproximación extenuante, donde más de la mitad de los alpinistas que lo intentan no consiguen la esquiva cima, aunque bien es cierto que son poquísimas las cordadas que intentan esta montaña que, a pesar de estar a tan solo 15 kilómetros del ecuador, la gran altura hace que las temperaturas sean siempre bajo cero.

Os lo iremos contando, y, dentro de poco, si visitáis nuestras páginas de: www.jesuscalleja.es y www.cuatro.com sabréis en todo momento dónde estamos gracias a un identificador en tiempo real de posición por satélite.

¡¡¡Nos vemos amigos¡¡¡¡.
Jesús Calleja desde la hermosa África