Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Makalu: llegada a Nepal y el Valle de los Sherpas (I)

Hola amigos, ya estoy de nuevo en Nepal. Para mí, venir a Nepal es como ir a mi pueblo, el típico dicho: ¿Adónde vas el fin de semana, te vas al pueblo? Pues sí, Nepal para mí es eso exactamente, volver a ver amigos nepalíes y esas grandiosas montañas que sólo existen en el Himalaya del Nepal.
P1040954
Mi siguiente desafío es escalar el Makalu, de

8.463 metros

de altura
, la quinta montaña más alta del mundo. Está situada en un lejano lugar de difícil acceso y muy aislada, pero eso ya os lo contaré más adelante.
Voy a filmar, junto a mi amigo y mejor cámara Emilio Valdés, un nuevo programa para la serie “Desafío Extremo” que podréis ver próximamente en Cuatro. Hemos comenzado rodando en Katmandú una historia diferente a lo que suele filmarse de esta curiosa ciudad. No habrá tantos monumentos ni maravillosas puestas de sol, queremos contar la historia de nuestros amigos los sherpas. Cómo es su vida en Katmandú, en la bulliciosa y contaminada capital del Nepal, para ellos que están acostumbrados al aire limpio y los grandes espacios abiertos.
Ahora viven hacinadas en pequeñas habitaciones familias enteras sin ninguna vista que no sea el tejado del vecino o los montones de basura que se acumulan por todas las esquinas. Además, este año se les ha complicado aún más la vida al cerrar los chinos el Tíbet a los sherpas y no poder ganar dinero llevando a los expedicionarios como nosotros a escalar las grandes montañas por la parte tibetana, donde desarrollan exactamente la mitad de su trabajo y, por lo tanto, de su fuente de ingresos.
Da la casualidad de que la montaña de ocho mil metros más fácil de escalar y que, por lo tanto, atrae a muchos escaladores es el Cho Oyu, y allí trabajan muchos sherpas, al igual que el Everest por la cara norte y muchos trekkins más; pues este año nada de nada.
Esta es una de las cosas que han traído las Olimpiadas al Nepal: un cierre brutal de fronteras y cero trabajo para los sherpas que escalan estas enormes montañas e, incluso, por la parte de Nepal también hay poco trabajo para los sherpas especializados en el Everest, que es donde más dinero se gana. Los tentáculos de los chinos se extendieron hasta el Nepal y nadie pudo intentar la cima de la montaña más alta del mundo hasta que las autoridades chinas lo dispusieron. Las Olimpiadas para unos son buenas pero para otros nefastas.
Estas historias queremos contar, la vida tan dura y peligrosa de los sherpas; sin ellos no subiríamos a ninguna parte. Son los artífices, en la sombra, de que nos anotemos los occidentales las glorias de las montañas más altas del mundo, cuando son ellos y nadie más que ellos los que nos portean todo el material y nos ayudan a abrir las complicadas y expuestas rutas que dan acceso a las cimas.
Queremos conocer sus problemas, tanto en Katmandú, donde son contratados por las diferentes agencias, como en su lugar de origen que es el Solu Kumbu, la tierra de los sherpas, donde no hay polución y los espacios son gigantescos con montañas inconcebibles por sus dimensiones. Ya sabéis que siempre tenemos buen rollo y todo nos lo tomamos con humor, tanto Emilio como yo, así como nuestro especial invitado, que es un auténtico apaga fuegos que todo lo soluciona: Phuntchok.