Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Groelandia: Thule, la aldea esquimal más al norte del planeta (2 de 2)

En esta aventura estamos: Emilio Valdés amigo y cámara, Maria March experta buceadora y aventurera, Un amigo de Madrid llamado Miguel Herrero, y nuestro experto ártico Ramón Larramendi.
Perro groelandes
Además Ramón Larramendi y yo hemos alquilado 16 perros y un trineo, y queremos ser autosuficientes. Viviremos la experiencia de primera mano, y por lo que Ramón me dice es muy, pero que muy difícil controlar el trineo y los perros, pues entran de vez en cuando en un frenesí, que se vuelven medio locos y no hay manera de controlarlos, por lo que puede que marchemos al “culo” del mundo.
Resultara sin ninguna duda una durísima prueba de supervivencia y la queremos vivir con todas las consecuencias. Ramón manejo estos perros hace 15 años y dice que no es un atarea nada sencilla y que después de 15 años será todo un desafío para el controlar a 16 fieros perros esquimales, y un trineo que puede pesar mas de 250 kilos lleno de carga.
Jesus Calleja jugando con los perros groelandeses que pronto seran su transporte por los hielos en su aventura hacia el norte
Llevaremos fusiles para protegernos de los osos (no necesariamente hay que dispararlos, solo disparar al aire para ahuyentarlos), arpones para cazar focas y todos los pertrechos necesarios para esta aventura tan extraordinaria.
Mañana estibaremos los tríenos, y nos pondremos en marcha, hacia el norte, por la antigua ruta de los cazadores ahora muy poco frecuentada, en la que este año seremos los primeros en adentrarnos.
Estaremos solos con nuestros amigos esquimales, y nos lo “curraremos” bien duro, por pasos de montaña, tundra, hielos, pasos delicados, mares helados, temperaturas muy bajas de muchos grados bajo cero, y nos quedaremos a unos 1000 kilómetros del Polo Norte, en la llamada tierra de los “NANOK”, traducido: “Tierra de lo osos Polares”. En fin será toda una gran aventura en pleno siglo XXI, y ahora vemos a los esquimales mas excitados que nosotros pues van a recordar sus antiguas aventuras de caza. Somos la gran novedad en estas alejadas tierras, o mejor dicho hielos. Todos hablan de los extranjeros que han llegado hasta aquí para cazar con los más expertos esquimales en las tierras de los osos del norte. La verdad que yo personalmente me siento pletórico y también muy excitado por esta gran aventura.
Os la estare contando puntualmente. Nos vemos amigos…
Jesús Calleja desde la tierra de los esquimales Inuit.