Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desafío Extremo logra el récord del mundo de travesía en globo

Jesús Calleja se hace con el record de vuelo en distancia y tiempo en un globo de aire caliente, tras recorrer 60 kilómetros sobre la selva amazónica. El record del mundo anterior estaba establecido en 30 kilómetros.


Al fin ha conseguido su meta, en una expedición apasionante donde casi ha podido tocar el cielo, subido en su globo, y el infierno, bajo las aguas del río Negro. La terrible experiencia de verse atrapado a 4 metros bajo el agua, enredado entre las cuerdas, se ve ahora compensada al lograr por fin su objetivo.


El día comenzaba temprano para los miembros de la expedición, que llevaban ya varias jornadas buscando el lugar ideal para realizar el vuelo. Buscando las mejores condiciones del terreno, el grupo, integrado por Jesús, Emilio Valdés (cámara de Desafío Extremo) y los miembros de la empresa Globus Kon-tiki, Angel Aguirre, Miquel Mesegué y Carles Figueras, dejaron Cuieira, la aldea en la que habían situado su campamento, y avanzaron río arriba. Se adentraban en una de las selvas más salvajes e impenetrables del planeta. El punto inicial lo encontraron en una playita situada en un área absolutamente despoblada y remota.
 
A primera hora de la mañana y con un viento bastante desfavorable iniciaban la travesía. Partían con el objetivo de recorrer al menos 40 kilómetros, la máxima distancia que, según las condiciones, podrían conseguir, y con la que habrían batido el record del mundo anterior, establecido en 30 kilómetros.
 
Una vez en el aire, y en pleno vuelo sobre la selva, el contonductor de Desafío extremo y el resto del equipo veían cómo una repentina corriente les favorecía, impulsándoles y aumentando la velocidad con la que volaban. Como resultado, recorrieron ¡60 kilómetros por encima de la selva!: ¡récord del mundo de vuelo en globo, y desafío extremo conseguido!
 
El aterrizaje tuvo lugar sobre la copa de un árbol, no muy lejos de la canoa que les aguardaba en el río. Accedieron a ella tras arrastrar, durante varios cientos de metros, la cesta y la vela. Con este Desafío Extremo en el Amazonas concluye así una aventura “de las de antes”, todo un reto en el que nada se puede prever, en el corazón de una tierra remota y salvaje.
 
¡Seguiremos informando tan pronto lleguen nuevas noticias desde el Amazonas!