Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Es justo que la Liga sea tan claramente cosa de dos?


GUARANÁ
Cada vez que participo en un debate en el que se habla sobre la justicia... echo a temblar. Hay un hecho indiscutible, y es que nuestro mundo está marcado por la bipolaridad: Hay buenos y malos, ricos y pobres, justos e injustos, del Madrid y del Barça. Centrándonos en la Liga española, y basándonos en trofeos conseguidos, no hay dudas de que el club blanco y el blaugrana son los que marcan la diferencia. Así ha sido desde prácticamente 1950, y desde entonces ha llovido. Atlético de Madrid, Sevilla, Athletic de Bilbao y Valencia han hecho varias apariciones, pero quedan muy lejos de las cifras conseguidas por los "Reyes de la Liga". No importa que antes la mayoría de los jugadores fueran españoles, que los titulares llevarán en su dorsal los números del 1 al 11, que las imágenes que llegaban a los televisores fueran en blanco y negro, ni que el dinero de aquel entonces no fueran cantidades astronómicas como lo son ahora. La Liga, le pese a quien le pese Pichichi, siempre es cosa de dos. No quita que un año venga un equipo revelación y se la lleve, como el Deportivo en el 2000, o que otro equipo como el Valencia, forme una plantilla competitiva y desbanque a los "Reyes" del trono. Pero la experiencia nos ha enseñado que esto es algo pasajero, y que donde no cabe ni una vitrina más y tendrán que hacer reforma es en el Nou Camp y en el Santiago Bernabéu.

Por eso, amigo Pichichi, digo que SÍ es justo que los que puedan se hagan con los mejores, tal y como sucede en cualquier competición; SÍ es justo que la galaxia también sea terrenal, y la Liga española esté llena de estrellas; Sí es justo que los mejores no se estanquen y quieran ser cada año un poquito más. De esta manera no es que la Liga pierda emoción, sino todo lo contrario. Los amantes del fútbol gozaron viendo jugar al Barcelona, a la selección española…este año posiblemente también gozarán viendo al Real Madrid. Y eso por no hablar de las bazas que ganan los representantes españoles en las competiciones internacionales.

NO
PICHICHI
Efectivamente Guaraná, el término "justicia" tiene tantas aristas como personas viven en el mundo… pero siempre debe existir un listón mínimo. Real Madrid y Barcelona rompen las "reglas de juego". Más que romperlas, tienen "otra" sólo para ellos: no son sociedades anónimas deportivas, como sí lo son el resto de clubes (a excepción del Athletic, pero eso ya es otro tema que algún día tendremos que reflexionar sobre este inmenso y carismático club que representa, paradójicamente, todo lo contrario que Barça y Madrid partiendo de la misma estructura económica-social). Y te digo esto de las S.A.D., Guaraná, porque es obvio que el más fuerte es el que más dinero tiene, y el ser una "empresa" o un "club que pertenece a sus socios" es partir de distintas bases. Ahora parece algo difícil, pero ¿qué pasará si un mal gestor -los presupuestos de Madrid y Barça son estratosféricos- arruina a alguno de estos clubs? ¿Quién paga los miles de millones? ¿Los socios? Yo más bien veo que lo pagaríamos todos los españoles con las ayudas (en sus diferentes "camuflajes") públicas. Todos los clubes del mundo son empresas, Barça y Madrid no: ¿qué son?

Además del asunto de las S.A.D. (que no es baladí, ya que el distanciamiento de ambos respecto al resto de clubes llegó, especialmente, a partir de la conversión del resto de clubes en S.A.D.), que una liga que representa a los ciudadanos y los sentimientos de todo un país se quede en una liga de dos clubes me sigue pareciendo lamentable. Está claro que tiene que haber diferencias, que necesitamos clubes fuertes para que nos representen en Europa (desde ya apuesto por una final de la Champions en el Bernabéu entre Madrid y Barça), que la masa social de ambas entidades supone un porcentaje elevadísimo de los aficionados al fútbol, que el Xerez puede ir al Camp Nou y ganar porque eso es lo bonito del fútbol,... pero a la larga creo sinceramente que tanta injusticia acabará con el espíritu y los valores que representa el fútbol. Sólo un dato: el Real Madrid se ha gastado esta temporada -a día de hoy- ¡¡254 millones de euros!! Esta cifra supone el 60% de la inversión de todos los clubes. Es decir, que un solo equipo ha gastado bastante más que la suma de los otros 19 (incluyendo al Barça).

Y tú, ¿qué opinas? ¿Está el dinero matando el fútbol? ¿Se desvirtúa la liga? Con las cosas así, ¿pierde o gana competitividad la competición? ¡Queremos saber tu opinión! Cuéntanos lo que quieras en el blog de Deportes de Cuatro, ¡tú blog!